17 de julio de 2017
17.07.2017
SERVICIOS SOCIALES

Robo de ordenadores, pendrives y cañones de luz en la UTS de Los Llanos

La concejala accidental del área, Marta Hernández, descarta que corran peligro los datos personales de los usuarios registrados en este servicio

18.07.2017 | 02:09
Tapas que cubren el cuadro eléctrico del edificio después del robo de las puertas de aluminio

Dos ordenadores, varios pendrives y dos cañones de proyección es el balance del último robo realizado en las dependencias de la Unidad Técnico Social (UTS) de Los Llanos, situada en la calle Maestra Chanita Ruiz. Es un nuevo episodio de vandalismo en este inmueble de titularidad municipal, ya que ha sido víctima de otros robos -puertas de aluminio y ventanas- en ocasiones anteriores. Desde el Ayuntamiento de Telde se descarta que corran peligros los datos personales de los usuarios de este servicio.

El asalto se produjo el pasado viernes por la mañana. Según explicó ayer Marta Hernández, concejala accidental de Servicios Sociales -el titular, Diego Ojeda, está de baja médica- los ladrones observaron cómo algún trabajador se fue a desayunar y quedaban menos en el edificio "para meterse y quedarse allí sin que nadie se diera cuenta". Cuando los trabajadores de esta unidad cerraron, los asaltantes aprovecharon para cometer el robo.

"A mí lo que me dice la jefa de servicio", indicó Hernández, "es que robaron dos ordenadores, varios pendrives y dos cañones, uno bastante antiguo y otro un poco más nuevo". La concejala no pudo concretar si los ordenadores son nuevos, de la remesa de 84 aparatos que se trajeron a las distintas dependencias municipales gracias a un remanente de más de 273.283,44 euros del Plan de Cooperación del Cabildo y los ayuntamientos del año pasado, de los cuales 55.87,23 euros se destinaron a la compra de estos equipos informáticos, siendo concejal de Nuevas Tecnologías Alejandro Ramos. "El personal se dio cuenta hoy cuando llegaron al trabajo y se encontraron una ventana abierta. No causaron destrozos y se pudieron ocultar sin problemas en el edificio porque es un casón", añadió la edila, quien indicó que la jefa de servicio del área de Servicios Sociales ya había presentado la denuncia ante la Policía Nacional.

Respecto al riesgo de que el robo de los ordenadores y pendrives suponga la revelación de datos personales y confidenciales de los beneficiarios de las ayudas y programas sociales que presta la corporación municipal, Marta Hernández descartó esta posibilidad. "Cada ordenador tiene su clave y para acceder a esta documentación esa clave debería conocer la clave personal quien intente entrar en esos archivos y en los pendrives no hay información de estas características. Es probable que no los hayan robado para acceder a esos datos, sino para vaciarlos y venderlos, que formateen también los ordenadores y los dejen limpios para luego venderlos también".

La concejala señaló, a preguntas si se prevé la adopción de alguna medida de seguridad para evitar nuevos robos, "que tendremos que analizar esta situación y ver de qué forma solucionamos este problema, aunque provisionalmente podríamos poner a algún subalterno a la entrada".

No obstante, según fuentes consultadas, los trabajadores de la Unidad de Trabajo Social (UTS) de Los Llanos muestran su hartazgo ante estos incidentes en el edificio, destinado inicialmente hace año para albergar a la asociación de vecinos de la zona, pero que después de años cerrado se rescató como dependencia municipal para el área de Servicios Sociales. Este problema, indican las mismas fuentes, se ha venido denunciando en reiteradas ocasiones, tanto por el personal, el comité de empresa como por los sindicatos, quienes han presentado diversos escritos para que se le busque una solución a estos asaltos.

De hecho, otras fuentes indican que los ladrones saben lo que vienen a buscar, por eso no les hace falta destrozar, ya que saben también cómo y cuándo llevarse lo que roban sin ser vistos. El robo de las puertas de aluminio que cerraban el cuadro eléctrico, situado en la fachada del inmueble, es uno de los ejemplos recordados por trabajadores y vecinos, aunque no es el único. Un asalto al edificio se saldó con la rotura del cristal de la puerta de entrada, cuyo hueco fue tapado durante días por un cartel, pese a que la UTS era uno de los colegios electorales de los pasados comicios generales de diciembre de 2015. El mal olor causado por las inundaciones de las lluvias torrenciales, que obligó a desalojar a los trabajadores y llevarlos a la segunda planta del centro de mayores de Telde para que continuaran su labor, traslado que cuestionó Unidos por Gran Canaria en agosto de 2016 o las críticas vecinales por el uso como fumadero de la parte trasera del edificio, son otras de las penurias sufridas en estos dos últimos años por esta UTS, una de la que más solicitudes recibió en el ejercicio de 2015, un total de 1.200, que evidencian su importancia en la red de la política social del municipio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Telde

Lomo Magullo se prepara para celebrar sus fiestas

La Concejalía de Vías y Obras está llevando a cabo trabajos de mejora en la...

Julia Makhalina imparte una lección magistral de danza

La Escuela Municipal de Danza acoge las clases magistrales de la estrella del ballet ruso Julia...

El Calero se hermanará con parroquias que veneran a la Virgen de Fátima

El Calero se hermanará con parroquias que veneran a la Virgen de Fátima

La comisión del centenario programa visitas a San Mateo, Aldea Blanca, Montaña de Gáldar, Agaete y...

La Restinga acoge cuatro visitas guiadas en agosto

El yacimiento arqueológico de la Restinga, en la costa de Jinámar, acoge cuatro...

El Casino recupera la cantina y estudia su futura concesión

El 10 de julio acabó el litigio que durante casi un año ha tenido en vilo al Casino...

Los scouts y su ritmo inundan Telde

Los scouts y su ritmo inundan Telde

Castilla y León se alza con el trofeo en el XLIII Festival Socut

laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine