23 de octubre de 2017
23.10.2017
Medio Ambiente

Arrojan más de 10.000 kilos de sardinas a los barrancos de Tufia y Real

El Ayuntamiento lleva al vertedero de Salto del Negro las más de 700 cajas encontradas en esos parajes de Telde

23.10.2017 | 23:40
Arrojan más de 10.000 kilos de sardinas a los barrancos de Tufia y Real

El municipio de Telde vuelve a ser víctima de los desaprensivos con la realización de nuevos vertidos ilegales en sus barrancos, en este caso, los de Tufia y el Real, que el fin de semana aparecieron con numerosas cajas blancas con sardInas podridas en su interior. Si la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Local ya ha tenido que intervenir en la erradicación de vertidos de escombros o de vehículos abandonados, ahora busca a quienes echaron sardinas podridas en entornos naturales

Más de 10.000 kilos de sardinas podridas aparecieron el fin de semana arrojadas en las cercanías de los barrancos de Tufia y Real, según pudieron constatar los agentes de la Unidad de Medio Ambiente de la Policía Local de Telde que se desplazaron a ambos enclaves. Allí se encontraron esparcidas por estos parajes unas 700 cajas que contenían ese pescado no apto para el consumo.

Las cajas, que al se tiradas muchas de ellas mostraban su contenido y que causaban un importante impacto visual en la zona, fueron retiradas por los operarios de Recogida de Residuos Sólidos del Ayuntamiento de Telde, quienes las trasladaron el domingo al vertedero de Salto del Negro.
Eloy Santana, concejal de este área, indicó hoy que "tuvimos que realizar varias gestiones para proceder a la retirada de esas más de 10 toneladas de pescado encontradas en ambos barrancos y enviarlas a Salto del Negro al ser el único vertedero que abre los domingos al tratarse de desechos orgánicos podridos".

El titular de Limpieza Viaria, Recogida de Residuos Sólidos y Reciclaje lamentó que se produjeran atentados contra el medio ambiente como éste, al tiempo que indicó que su publicación en redes sociales puede suponer una dificultad mayor para la Policía Local para encontrar a quienes los han cometido".

Precisamente en esa labor se encuentran los agentes destinados a la Unidad de Medio Ambiente, según alegó Juan Martel, concejal de Seguridad de la administración local. "La policía medioambiental está investigando y siguiendo pistas para localizar a los autores de este atentado ecológico".

Martel adelanta que por los datos que poseen esta enorme cantidad de sardinas podridas proceden de los Balcanes, en concreto todo indica que de Croacia, aunque las pesquisas continúan abiertas.

En las redes sociales, donde salió a la luz esta denuncia por parte de un vecino, la noticia alcanzó una importante difusión dada la gravedad del vertido ilegal realizado en estos dos barrancos teldenses y el peligro para la salud pública. Y es, además, un nuevo episodio de vertidos ilegales en el término municipal, donde escombros, enseres y otros objetos son también arrojados en zonas poco transitadas de Telde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Telde

Podemos Telde pide un reajuste de la regulación de las tasas de suministro agua

La formación morada propone que se revisen las cuantías de los ingresos para hacer el acceso más...

San Gregorio a pleno sol

La celebración se distribuyó por tres escenario para dinamizar el barrio

La feria antes que la fiesta

La feria antes que la fiesta

San Gregorio acoge, en vísperas del día del patrón, la tradicional muestra con una treintena de...

Obras de arte forjadas con aluminio

Obras de arte forjadas con aluminio

Francisco Socorro comenzó a trabajar con tan sólo siete años para ayudar a pagar el alquiler de su...

Ropa de bebé hecha con punto de cruz

Ropa de bebé hecha con punto de cruz

Estela Marina, de 54 años, decidió dedicarse a la venta de ropa de bebé de punto en las ferias de...

Nueva panadería de producto canario

Nueva panadería de producto canario

Daniel Herrero y su madre María Súarez abrieron junto al resto de su familia una nueva panadería,...

laprovincia.es en las Redes Sociales
Enlaces recomendados: Premios Cine