17 de marzo de 2017
17.03.2017
Previa 28ª jornada UD Las Palmas-Villarreal

El Gran Canaria como bálsamo

La UD, casi en el limbo clasificatorio, pretende reivindicarse de nuevo en su feudo tras otro varapalo fuera de casa

17.03.2017 | 10:33
Marko Livaja y Jesé celebran el gol del croata ante Osasuna.

La UD, uno de los mejores equipos de Primera como local, debe encomendarse de nuevo a su productividad en el Estadio de Gran Canaria para paliar su extraordinario déficit actuando de visitante -solo ha rascado una victoria en la campaña-. Tras el nuevo varapalo sufrido hace justo una semana contra el Espanyol en Cornellá-El Prat, los amarillos quieren volver a la senda de las victorias. Reciben a las 19.45 horas (retransmitido en abierto por Gol TV) a un rival de exigencia máxima, el Villarreal. Un choque que los insulares afrontan con cierto aire de revancha por la derrota de la primera vuelta en el ahora Estadio de La Cerámica con una muy discutida actuación arbitral.

El conjunto grancanario, instalado ya en una especie de limbo clasificatorio al tener prácticamente asegurada la permanencia y ver alejarse sus opciones europeas, debe revitalizar a una afición consternada por la línea antagónica de resultados, y a veces juego, dependiendo de si actúa de local o de visitante.

La hinchada de la UD Las Palmas espera que su equipo vuelva a enfundarse el esmoquin de las grandes ocasiones frente a un Villarreal temible. El conjunto levantino, ahora de la mano de Fran Escribá, se postula una temporada más como aspirante a las plazas europeas. Ahora mismo, acecha la zona Champions (es quinto) merced a una racha que está resultando intachable en los últimos tiempos.

El rival, de los mejores visitantes

El cuadro castellonense aterriza hoy en Siete Palmas con una marca de cinco victorias en los últimos seis encuentros. Además, su trayectoria como visitante asusta. Se ha convertido en el conjunto de Primera que más tiempo lleva sin perder fuera. Exactamente se mantiene invicto lejos de su estadio desde hace ya casi cuatro meses. Su última derrota se remonta al 20 de noviembre en San Mamés (1-0).

A partir de esas premisas, la UD Las Palmas debe plasmar sobre el terreno de juego la mejor versión de su faceta creativa y, sobre todo, encontrar el equilibrio entre ataque y defensa, un aspecto que ha lastrado a la escuadra que entrena Quique Setién, muy castigada por su endeblez a la hora de evitar que perforen su portería. En este aspecto ha incidido mucho durante la semana el entrenador cántabro, requiriendo orden táctico y distribución certera del balón para evitar episodios como el de la pasada semana contra el Espanyol y anteriormente con el Granada en casa y con el Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

Un arsenal en ataque

Salvo las bajas de los lesionados Míchel Macedo, Javi Castellano y Montoro, la UD Las Palmas cuenta con toda su artillería disponible al recuperar a Roque y Marko Livaja después de sanción. Así pues, con todas la piezas ofensivas a su disposición, habrá que ver la elección del míster amarillo para el duelo de hoy de medio campo hacia delante.

En cuanto a la portería, la presencia de Raúl Lizoain ha sido confirmada por el propio técnico, por lo que continuará tras tomar el relevo de Javi Varas en Cornellá-El Prat. En defensa, no resulta descartable el regreso de Dani Castellano, que perdía su sitio ante el Espanyol en beneficio de Hélder Lopes, así como el de Lemos al puesto de central en detrimento de David García.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine