Ramírez visita al equipo en un día de suave trabajo en el césped

El presidente, que presenció el entrenamiento, dialogó con varios futbolistas y el entrenador

21.04.2017 | 02:22
Ramírez saluda a Vincenzo Cavaliere, representante de Livaja y Lemos.

Miguel Ángel Ramírez, presidente de la UD Las Palmas, se dejó ver ayer por las instalaciones de El Hornillo. El máximo mandatario amarillo presenció el entrenamiento y dialogó con varios futbolistas de la plantilla. Una ronda de diálogos que incluyó a Prince Boateng, cuya continuidad en el equipo amarillo se ha abordado esta semana en la Isla con sus representantes. Todo con en un ambiente de reciprocidad absoluta entre el presidente y el '7' amarillo.

En El Hornillo también se dejó ver Vincenso Cavaliere, representante de Marko Livaja y Mauricio Lemos, miembro de la agencia de representación Pastorello & Partners. Su intervención también fue necesaria para la llegada de Alen Halilovic al equipo amarillo este mismo verano. El presidente amarillo aprovechó la ocasión para saludar al agente croata.

Fue lo más destacado de un entrenamiento que poco tuvo sobre el césped. Lo más notable fue la vuelta de Jonathan Viera y Vicente Gómez, que se ejercitaron con normalidad, eso sí, en una sesión sin apenas carga física. Eso sí, las previsiones con ambos futbolistas son optimistas por lo que se espera que estén en el duelo ante el Deportivo Alavés (17.30 horas, BeIN LaLiga).

Otro día más, los futbolistas del filial Benito, Carlos González y Eric Curbelo estuvieron presentes en este jueves de trabajo en El Hornillo. Se espera que el trío de canteranos vuelva al césped de las instalaciones de Telde en el entrenamiento de hoy. Mañana, la UD abordará su último entrenamiento a puerta cerrada en el Estadio de Gran Canaria antes de enfrentarse al Deportivo Alavés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine