Un diamante amarillo con novias

Roque Mesa, la vieja obsesión del Sevilla, un rostro cotizado

El club hispalense, ahora con Óscar Arias en la dirección deportiva, insiste por el teldense

20.05.2017 | 07:52
El centrocampista teldense de la UD Roque Mesa Quevedo, en la calle mayor de Triana.

El gladiador de los nueve millones de euros. Roque Mesa Quevedo, blindado por la UD, hasta junio de 2020, y con una cláusula de treinta 'kilos', sigue en la agenda del Sevilla. Y comienza otro verano caliente. La entidad hispalense, ahora con un ex del club amarillo, como Óscar Arias en la dirección deportiva [tras la marcha de Monchi a la Roma] sigue pendiente del teldense. Crónica de una obsesión.

El 16 de julio de 2016, con la venta cerrada del teldense al Sevilla, fijada en nueve millones de euros, la operación se dinamitó por las compilaciones físicas de Hernán Santana y Javi Castellano. En el Hotel Dunas Don Gregory, se abortó una operación que hubiese catapultado al mediocentro a la historia. Era la venta más elevada [pulverizando el registro de Antonio Guayre, vendido al Villarreal por seis millones en 2001].

Monarca de los pases

Si en julio de 2016 valía nueve millones, ¿qué precio de mercado tiene el gladiador en 2017? A sus 27 años, Roque Mesa ha disparado su potencial. Cerebro privilegiado, es el emperador de los pases: 1.007. Lidera el ranking de la seda en Primera División, superando a Illarramendi (1.003), Koke (993), N'Zonzi (973) y al alemán del Real Madrid Tony Kroos (889).

Con 68 partidos en la máxima categoría, todos de amarillo contabiliza dos goles ante Sevilla y Osasuna. A las puertas de la selección nacional, resultó determinante en el mágico 21-J, al lograr el 1-0 ante el Zaragoza en el Gran Canaria.

Al interés del Sevilla, se suma el seguimiento de Málaga [ante la salida de Camacho] y Valencia [donde Parejo tiene los días contados]. Toni Cruz, director deportivo, durante la presentación del Campus del club amarillo, ya deslizó que no existían peticiones formales por el gladiador. Pero encadena dos cursos a un nivel sublime. Caviar en la medular. Y la obsesión de un Sevilla que volverá a la carga.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine