11 de agosto de 2017
11.08.2017
Pretemporada 63ª edición del Trofeo Carranza-La previa 

Reválida de prestigio en Cádiz

La UD, a siete días del debut en Mestalla, busca la final del Carranza ante el anfitrión (18.00, TVC)

12.08.2017 | 04:20
Viera y Vitolo, en El Hornillo.

Cierren el laboratorio. La 'era Márquez' destierra las probaturas y se desnuda en el Carranza. Se acabaron las bromas y mentiras del verano. "La pretemporada es un coñazo", aseguró el estratega amarillo, tras (1-1) en Madeira ante el Marítimo. Y tiene razón, pero llega la hora de la verdad. La UD, a siete días del estreno liguero ante el Valencia de Marcelino en Mestalla [viernes 18 de agosto, 21.15 horas y por BeinLiga], dispone del monoplaza con más glamour de su historia -algo más de 60 millones de presupuesto-.

El Ferrari de Viera, Vitolo, Calleri, Tana, Momo, Prince, Halilovic y Araujo, tras cinco semanas de ensayos, se pasea por el Carranza ante el Cádiz en la primera de las semifinales. Debuta en la edición número 63 de un torneo silenciado por las giras de los grandes colosos por la tierra de las hamburguesas. Pero tiene toneladas de prestigio y vale como reválida final. La última contienda con munición de fogueo.

Y la UD llega con el cartel de invicta. Cinco victorias, tres empates, 25 goles a favor y siete en contra. Pero hay tinieblas. En esta fase experimental de probetas y kilómetros, los amarillos han brindado con capítulos de frenesí y otros de bostezos. Sin anunciar el nombre del meta titular [todas las quinielas apuntan al argentino Chichizola], el debate se traslada a la identidad del pistolero. Prince o Calleri. El músculo o el talento. La fuerza o la inteligencia de uno de los rostros del verano. La aparición del artillero ante el Tenerife, en la vuelta de la Copa Mahou, resultó prodigiosa. Dinamitó el tedio y patentó la mejor versión de la UD. Viera, Vitolo, Tana y el estilete argentino firmaron los mejores minutos de la nueva era.

Incógnitas e indiscutibles

Con 24 citados [todo el elenco profesional menos el renacentista Vicente Gómez, que el lunes tendrá el alta médica], Márquez seguirá jugando al despiste. Su especialidad en estas cinco semanas. Tiene coartada. Un once para la semifinal, y otro boceto para la gran final o la lucha por el tercer puesto que se celebra mañana [el Villarreal del exportero de la UD Mariano Barbosa y el Málaga de Míchel completan el cartel]. Espera un errático Cádiz, huérfano de la pólvora de Ortuño y en plena fase de reconstrucción tras quedarse a un gol de la final del playoff de ascenso al paraíso.

Tras conquistar el Trofeo Ciudad de La Línea y la Copa Mahou, Márquez, en silencio, busca la confirmación de su dogma. La bendita madurez, para evitar escalofríos en las horas previas a Mestalla.

En esa aventura, por dibujar la UD 'post Setién', la luz de Viera es el credo religioso. El mediapunta firmó un tanto de bandera ante el Tenerife y su vínculo con Vitolo es desgarrador. Así se forja el terror. La complicidad de la doble 'V' con Tana es otro de los argumentos para apostar por el frente ofensivo de los fantásticos. Así, como el estado de gracia de Halilovic -en la banda ante el Tenerife por precaución-.

La figura de Momo, titular en el derbi, late como protagonista de lujo. La serenidad deFabio o la resurrección de Simón piden paso. Márquez debe decidir. Del Carranza a Mestalla. Tránsito sin red. Viera y Vitolo contra los enigmas. Cádiz, la tierra de la verdad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine