PORTADA PDF

Bajo el sol en lenguaje de signos

'Gran Canaria Deaf' es un servicio de información y comunicación mediante el lenguaje de signos que representa la excepción a la regla y que ha convertido a su creador Michel van Hese, en un embajador de los sordomudos

 11:20  
Bajo el sol en lenguaje de signos
Bajo el sol en lenguaje de signos 
 MULTIMEDIA

FERNANDO DEL ROSAL La opción de un turismo pensado para personas con limitaciones o con dependencias no es atractivo y limita en gran parte su elección" sentencia Michel van Hese, nacido en Holanda y que decidió, al llegar a la isla de Gran Canaria, que su conocimiento de las distintas lenguas de signos y el acceso generalizado a internet, formarían el binomio perfecto para fomentar el turismo entre personas sordomudas.

Van Hese, de 34 años de edad y también sordomudo, ha creado una página web, en la que "personas como yo me ven signando en vídeos para transmitirles información acerca de destinos turísticos de interés, ofertas de alojamiento o servicios que hay en la zona", explica en un complejo de apartamentos, situado en el Campo Internacional de Maspalomas, en el sur de Gran Canaria.

"Aquí vi apartamentos sin alquilar", apunta van Hese, por lo que "se me ocurrió usarlos para alojar a personas con deficiencias auditivas o del habla", una fuente potencial de turismo para la Isla. El intérprete propuso la idea a los propietarios de los inmuebles, quienes al comprobar la llegada de turistas, decidieron entregarle las llaves y continuar con la empresa.

La página aporta, además, "fotografías de paisajes, enlaces a información relativa a las tarifas de los alquileres, o vídeos en los que explico rutas turísticas determinadas", afirma el emprendedor.

La faceta divulgativa es importante: "uso las redes sociales para publicitar la página, con información de contacto -por videoconferencia-, cuelgo vídeos con conversaciones gestuales sobre el grado de satisfacción respecto del servicio, y hay un tablón para que los usuarios publiquen sus opiniones". Para algunas de estas tareas "cuento con la ayuda de un amigo". El éxito inesperado de la iniciativa comienza a ser "desbordante", pues Gran Canaria Deaf es, hoy por hoy, Michel van Hese únicamente.

Recién afincado en Gran Canaria -van Hese vive en la Isla desde hace dos años-, utiliza el lenguaje internacional de signos para colgar la información: "yo domino, tanto el lenguaje internacional de signos, como el holandés, inglés y español".

De modo que cada país posee su propia gestualidad lingüística. "A través del portal, han venido a Gran Canaria personas de muchísimos países distintos", subraya Michel van Hese; con cada nueva nacionalidad, "voy aprendiendo nuevas lenguas. Si no, un poco de mímica", explica, "siempre ayuda a comunicarse".

También trata con sordos de visión reducida y se comunica con lenguaje de signos de apoyo -mediante la unión de las manos entre sí, para entablar una lectura de sus gestos-.

Pese a estar solo, no cobrar por el servicio que brinda a "sus camaradas", van Hese se muestra "entusiasmado de tratar con personas con limitaciones, de ayudarlas y hacer uso de mis capacidades".

Y es que es su espíritu la base de su motivación: "ahora mismo, no tengo ni sueldo ni contrato, lo hago voluntariamente para ayudar a la gente", indica. Consigue lo mínimo; una pequeña parte de los ingresos por alquiler son su única fuente de financiación.

El creador de la novedosa web, explica que "mi labor es conseguir que las personas sordas consideren Gran Canaria como destino". Así mismo es consciente de que "sólo el esfuerzo y la experiencia permitirán que esta idea fructifique" y llegue a tomarse en consideración por las administraciones y el sector hotelero.

Enlaces recomendados: Premios Cine