Salir de una noche sin pegar ni ojo

deseando ver aparecer el sol de un nuevo día

para esperar un no se qué que ilusione para continuar esta historia.

Evadirse de temores, pesadillas e inseguridades,

subirse a un lindo arco iris que cruce el cielo azul

acariciando nuestra vista e iluminando nuestro interior.

Parar el reloj y volar en el tiempo

poder regresar a los primeros capítulos de la historia,

vivirlos y poder cambiar el guión, a nuestro antojo, soñar.

Extraño ya es encontrar un montículo de cenizas de una antigua hoguera

en la que habían trozitos de sueños, que habían sido rotos con nuestras manos

enfadados por esta vida loca, por ser unos locos que nos equivocamos.

Introducir nuestras manos en ese montículo aparentemente oscuro y frío,

escarvar a penas, y sentir nuevamente el milagro del calor de lo que ardió,

ilusiones que vuelven a nuestros corazones deseosos de esperanza de que puede haber algo más.

La vida no es tan simple como nos parecía,

nos habían engañado,

cierra tus ojos y lo notarás,

siente el silencio del presente frío, abre tu corazón y palpa esa cálida ilusión que llevas dentro.

Soñar es gratificante, ilusionante, sano y emocionante,

como una estrella en el infinito que ilumina corazones nobles,

nublados por un falso y desconsolado sentimiento de culpa.

Miss astronauta, miss alegría, miss sonrisa,

navega en tu espacio lleno de estrellas, como tú,

llena de alegrías este triste mundo loco,

vuelca tu sonrisa en ese mar de tristezas.

Arco iris de agosto,

ve en su búsqueda y llévala a lo más alto,

que se sienta como realmente es, y se merece,

la más bonita estrella del espacio celestial.

https://youtu.be/qNc6KyXP1Os

dimesiteinteresa@gmail.com