¿Es posible evitar una de las peores consecuencias de las fiestas, Y más si se acerca Nochevieja? ¿Hay remedios que funcionan?

A todos nos ha pasado. Y más en las fiestas navideñas en las que se empieza tomando el vino de la cena, se sigue con el champán para brindar y se acaba con unas copas en el bar… o en casa.

Esta combinación, unida a dormir poco, provoca la temida y odiada resaca, un malestar general que nos desactiva por completo.

Te puede interesar: Consejos para no descuidar nuestros dientes durante las Navidades

¿Qué es la resaca y por qué aparece?

La resaca es la suma de un conjunto de síntomas producidos por el exceso de consumo de alcohol.

Entre estos destacan el dolor de cabeza, el dolor de estómago, la fatiga, la sequedad de boca y el dolor muscular.

La mayoría de los científicos creen que estos síntomas se deben a que el alcohol interfiere con el equilibrio natural de las sustancias químicas del cuerpo.

Estas sustancias no siempre son capaces de metabolizar el alcohol adecuadamente, y es cuando aparecen los ya mencionados síntomas.

 

7 claves contra la resaca

Beber agua

La regla de oro para aliviar los efectos secundarios del alcohol es beber muchísima agua.

Durante la resaca el cuerpo esta deshidratado, así que lo que más necesita es que se beba agua continuamente a lo largo del día.

Las bebidas isotónicas pueden ser una buena opción para hidratarse.

Dormir

Es importante descansar después de un día de desfase para darle tiempo al cuerpo y los músculos de recuperarse.

Así que si sientes que no puedes salir de la cama no lo hagas, relájate y duerme un poco más.

Ducharse

Una buena ducha de agua fría ayuda a estimularte, ya que se reactiva la circulación de la sangre por todo el cuerpo.

Evitar las comidas grasas

Ingerir este tipo de alimentos solamente funciona si lo haces antes de consumir alcohol, ya que la grasa crea una película en nuestro hígado y lo protege.

Al día siguiente, es mejor optar por alimentos que realmente tengan nutrientes.

Los azúcares naturales que encontramos en la miel y en frutas como el mango, los plátanos, las uvas o la sandía, pueden ayudarnos a eliminar más rápidamente todo el alcohol contenido en el organismo.

Otros alimentos aliados para aliviar la resaca son las alcachofas, los huevos o las carnes magras a la plancha o cocidas.

Evitar el café

La cafeína puede agravar la deshidratación producida por una excesiva ingesta de alcohol.

Un poco de deporte

El ejercicio nos ayudará a sudar y eliminar gran parte de las toxinas acumuladas con la ingesta de alcohol.

Además, estas bebidas aportan gran cantidad de calorías, por lo que hacer deporte nos será de gran utilidad para quemar este exceso.

Vitamina C

Gracias a sus efectos antioxidantes, la vitamina C es perfecta para combatir los radicales libres que el cuerpo libera cuando está metabolizando el alcohol.

Los alimentos que contienen esta vitamina en mayor cantidad son: la naranja y otros cítricos, el brócoli, la coliflor, el pimiento rojo o el repollo.