La historia de Elena Cañizares ha dado la vuelta a España: esta joven enfermera denunció ayer el acoso recibido por parte de sus compañeras de piso cuando estas se enteraron de que ella había dado positivo en coronavirus. Desde entonces, se han unido en contra de Elena para que se marchase del hogar y pasase la enfermedad Covid-19 en casa de sus padres, algo que la protagonista no aceptaba ya que no quería poner en riesgo la salud de sus progenitores.

Tal ha sido el revuelo mediático causado en redes sociales, que incluso el CD Leganés ha aprovechado el 'momentum' para publicar un cartel de su próximo partido contra el RCD Espanyol asegurando que "como Elena Cañizares, nos hacemos fuertes en casa". Está claro que el equipo madrileño cree que tienen más posibilidades contra los pericos por estar en su propio estadio. A ver si la historia acaba bien, o finaliza tan mal como le ha ocurrido a Elena.

Cartel del Leganés

Rocío Piso y Ángela Compañera, nombre que reciben las inquilinas que conviven junto a Elena en su Whatsapp, aseguraron mediante mensajes que la enfermera estaba siendo egoísta: "tienes coche, con lo que puedes coger tus cosas e irte a casa de tus padres para así no propagar nada". Por suerte, ella se hizo fuerte y se enfrentó contra esta injusticia.