Poco más de dos euros. Este es el precio que le ha puesto un matrimonio de ingleses a las papeletas con las que pretenden rifar su casa, ubicada en Tenerife. La vivienda, que está situada concretamente en Fañabé y valorada en unos 423.000 euros, ha sido la residencia de Gina Ironside, su marido Wayne y sus dos hijos, Louis y Poppy, durante los últimos siete años.

En el pasado mes de noviembre la subasta de esta vivienda se viralizó a través de Prizevillas.com, que lleva a cabo subastas con varias propiedades en Tenerife. Será el 30 de abril cuando la misma concluya. Ahora, por 2,50 euros cualquiera puede llevarse esta propiedad. Eso sí, hasta el momento se han puesto a la venta 230.000 papeletas.

El medio inglés Chronicle Live ha publicado recientemente una entrevista realizada a los Ironside en la que la mujer explicó que vinieron a Tenerife principalmente por el clima. "Pensamos que era un gran lugar para criar a los niños. Awuí han tenido una gran infancia y han ido a una escuela increíble", explicó.

Sin embargo, ahora que sus hijos han crecido y quieren estudiar en universidades de Reino Unido, sus padres quieren cambiar su lugar de residencia también.

La vivienda posee un gran jardín, jacuzzi y varios espacios abiertos donde descansar al aire libre. "Escuché de otras personas que habían rifado su casa y nos atrajo mucho la idea de nosotros venderla y que alguien gane nuestra hermosa casa", explicó la mujer tras ser preguntada por la peculiar forma de vender su casa. "La idea nos la dio un amigo, que fue el que nos recomendó Prize Villas, una web especializada en rifas de propiedades", aclaró.

La superficie construida de la vivienda es de 467,48 metros cuadrados de los cuales 191,60 metros cuadrados corresponden a las terrazas y jardines. El interior se compone de un gran salón comedor, una cocina moderna con una amplia gama de mueble, nevera empotrada, lavavajillas y barra de desayuno.

Hay tres habitaciones dobles en el primer piso, dos de ellas con baño en suite y cada una con su propio balcón privado. Los muebles, según se indica en el anuncio de la rifa, son de alto nivel. El piso inferior cuenta con otro dormitorio doble y un gran estudio, sala de juegos y trastero. En el garaje pueden aparcar varios vehículos.