La proliferación de las redes sociales ha hecho que en los últimos años muchas personas se cataloguen como 'influencers' y que estos, gracias a sus seguidores, lleguen a acuerdos con distintas empresas, de mayor o menor dimensión. Estos usuarios tienen la capacidad de amplificar el mensaje de las marcas y de llegar a un gran público al que, en muchas ocasiones, no podrían alcanzar por si solas: los influencers se convierten en la imagen de la marca y actúan como altavoz.

A pesar de todo, cada vez más expertos de la industria opinan que este tipo de marketing no es del todo efectivo, y que los influencers están sumidos en una burbuja que no tardará en romperse, son muchas las empresas que acuden a estos para publicitarse y llegar a un mayor público. Pero a pesar de las buenas relaciones y acuerdos llegados a buen término entre los influencers y las empresas interesadas, a veces los primeros se aprovechan de estas últimas. Esto le pasó recientemente al restaurante canario La Chachi.

Propuso pagar un almuerzo a cambio de difusión. Un acuerdo que la influencer no llegó a cumplir

Este local, ubicado en la calle Calle Prol. Ramón y Caja, en pleno centro de Santa Cruz de Tenerife, cuenta a través de sus redes sociales como "una influencer nos trancó".

A través de Instagram, la usuaria @pawgli contactó con ellos para realizar una colaboración. Ella acudió el pasado 10 de agosto al local para "intercambiar un almuerzo a cambio de difusión". Acudió con otra persona y disfrutó de una comida en el citado restaurante, pero hasta la fecha desde el local tinerfeño no han tenido noticias de ella, que no llevó a cabo su parte del trato.

Según indica el propio Instagram de @pawgli es de Barcelona y tiene 131.000 seguidores en la mencionada red social en la que ha realizado 274 publicaciones. 

"Hola, ¿qué tal? De hoy al 12 de agosto estaré por Tenerife, me encantaría realizar una colaboración con vosotros! Iría con una persona más, a cambio os colgaría muchas historias, posts, reels, tiktok (que tengo más de 5.000 seguidores), haríamos una colaboración muy muy elaborada que os encantará, así dar a conocer a mucha gente vuestro restaurante, os puedo pasar estadísticas de todo sin problema para que veáis el alcance que tengo, que el perfil es muy viral y los seguidores son súper activos. Quedo a la espera de vuestra respuesta, un besito", escribió la misma Pawgli al local que no ha dudado en compartirlo.

Al día siguiente de disfrutar de la comida gratis, el establecimiento se puso en contacto con ella y no recibió respuesta. Una conversación que desde La Chachi han realizado de forma unidirecional. 

"Hola, estábamos preocupados pensando que te había pasado algo. Pero vimos que publicaste ayer. ¿Qué ha ocurrido con lo hablado?", escribieron el pasado lunes.

Una vez más no obtuvieron respuesta. "Hola Pawgli, ahora vemos que borraste la publicación. ¿Estás bien? ¿Algún problema de salud?", preguntaron preocupados.

La publicación realizada en Instagram por La Chachi se ha vuelto viral llegando a más de 2.400 likes -en el momento de esta publicación- y recibiendo el apoyo de centenares de personas que critican la actitud de la influencer