Imagina estar comiendo una hamburguesa tranquilamente y, de repente, encontrar algo más duro de lo normal. Un suceso provocó gran polémica el pasado domingo en redes sociales cuando una mujer, que estaba comiéndose una hamburguesa en un restaurante de Bolivia, se encontró un dedo humano. ¡Qué asco! Con algo así, se deben quitar las ganas de hamburguesa para toda la vida.

Esto ocurrió en un restaurante en la ciudad oriental de Santa Cruz cuando la mujer se estaba comiendo una hamburguesa Magnífica y, de pronto, encontró parte de una falange. El comensal denunció lo ocurrido por redes sociales compartiendo fotografías de la hamburguesa y el dedo, que se hizo viral inmediatamente.

Este sorprendente e insalubre suceso derivó en una investigación por atentado a la salud pública y se reconoció que "en ese establecimiento se ha vendido la hamburguesa que tenía el resto de un dedo de, posiblemente, un obrero que perdió dos dedos el viernes pasado", explicó el viceministro de Defensa al Consumidor, Jorge Silva.

Carne desechada

Al parecer y según las primeras informaciones, uno de los trabajadores que se encargaba de triturar la carne y que se distribuye a 20 establecimientos, realizó un movimiento mientras apagaba la máquina que generó que le cortara dos de sus dedos. Según la versión del restaurante, la carne afectada, unos 45/80kg, fue desechada. Silva afirma que el local ya ha sido cerrado y que él mismo realizará el seguimiento de la investigación. Además, el Ministerio Público boliviano ha abierto un proceso de oficio por atentado contra la salud pública para indagar sobre lo ocurrido.

Seguidamente, el Ministerio de Trabajo ha paralizado las operaciones en el área donde se hacen las hamburguesas hasta que se acredite que sus trabajadores están capacitados para manipular este tipo de máquinas. En la verificación ministerial se evidencia que ese espacio es "inseguro" y que hubo al menos otros tres incidentes en que los trabajadores perdieron sus dedos.