Las catástrofes naturales suelen convertirse en la mecha de teorías que, en muchas ocasiones, carecen de base científica o son de todo alarmistas. La erupción del volcán Cumbre Viaje de La Palma no iba a ser una excepción y en cuestión de una semana ha conseguido hacer viral un documental emitido por National Geographic en 2005. Bajo el sugerente título de "Disaster Earth", este documental concluía que una mega erupción volcánica en La Palma podría provocar un enorme ola que arrasaría toda la costa este de Estados Unidos.

Dicho y hecho, la erupción en Cumbre Vieja no ha hecho sino relanzar esta teoría. A través de redes sociales ha comenzado a compartirse fragmentos del documental en el que se explica que el colapso y derrumbe de la enorme estructura volcánica de la isla, que supondría de hecho la fractura y posterior inmersión de parte de La Palma, provocaría un tsunami que podría recorrer el océano atlántico y arrasar toda la costa este del continente americano. Ciudades como Nueva York, Miami y el Caribe quedaría arrasadas por una enorme ola producida por el desplazamiento de agua que traería consigo el colapso de parte de La Palma.

Vídeo explicativo de la teoría del mega-tsunami de La Palma Express.co.uk

La teoría catastrofista pronosticaba una ola gigante tras el colapso de parte de la isla de La Palma.

Riesgo nulo de colapso y de tsunami

Nada más lejos de la realidad. El volcán Cumbre Vieja ha entrado en erupción tras semanas de incesante actividad sísmica en la isla y la realidad ha venido a desmentir categóricamente esta teoría catastrofista.

La erupción en la Palma se ha producido en la ladera de Cumbre Vieja y, pese a la magnitud de las coladas, los terremotos previos y la grandiosidad de la erupción, La Palma sigue en pie y el riesgo de tsunami es nulo. Los expertos coinciden en que el documental se basa en una teoría extrema y en una hipotética super erupción volcánica acompañada de una extrema actividad sísmica.

De hecho, el Instituto Volcanológico de Canarias, la máxima autoridad en el control, estudio y vigilancia de los volcanes del archipiélago ha recordado que Cumbre Vieja es estable y que para que se diera un gran deslizamiento como el que defiende la teoría del tsunami se debería producir de forma simultánea una erupción de gran magnitud en toda la isla a la vez que terremoto muy por encima de la media.

Los expertos reconocen que la historia geológica de las islas ha conocido a lo largo de millones de años erupciones violentas que han llevado a la evolución de los diferente edificios volcánicos que dan forma a todas y cada una de las islas del archipiélago. No obstante, la vigilancia y monitorización constante de la actividad sísmica y volcánica en las islas permite anticipar los episodios eruptivos, tal como ha sucedido en La Palma. De hecho, las predicciones del Instituto Volcánico de Canarias a raíz del enjambre sísmico que precedió a la erupción del pasado domingo en Cumbre Vieja permitieron delimitar la ubicación aproximada del punto eruptivo y acotar la zona.