El cliente siempre tiene la razón, dicen algunos. El cliente tiene razón cuando la tiene, deberíamos decir todos. Hay reseñas que buscan la mejora mediante la crítica constructiva y otras la gresca, tras un mal día; mientras otros lo hacen por chinchar y hacer daño.

El Restaurante Libanes Los Cedros está situado en la calle Martinez de Escobar, en Las Palmas de Gran Canaria, y lleva abierto más de 50 años. En 2019 recibieron una escueta pero dura crítica que no tardaron en responder desde el local. Estaba en juego su dignidad como restaurante que lleva más de medio siglo en activo.

"El personal es muy antipático", así comenzaba la misiva publicada en la plataforma Tripadvisor, "sobre todo una señora vestida con ropa de calle". El usuario Sergio David D se quejaba también de la "suciedad de la vajilla" y, lo más grave, denunciaba "haber visto cucarachas caminando por el local".

Linda, gerente del restaurante libanés, no dudó en responder de forma tajante, pero también educada. "Es una pena que utilice esta plataforma para descalificar de esta manera, tan poco objetiva y faltando a la verdad, pues con todo respeto miente y trata de confundir a los usuarios", explica al principio de la respuesta.

"Si fuera verdad lo que dice, este restaurante no estaría abierto más de 50 años y mucho menos habría tantas opiniones buenas sobre nosotros, incluso en guías turísticas, revistas...", continuaba el escrito la gerente de 'Los Cedros'. La realidad es que el local está muy bien valorado en Tripadvisor, con una gran mayoría de reseñas que califican el local como "Excelente".

"Somos un restaurante sencillo, pero muy valorado. Aquí han acudido, a este sencillo restaurante, grandes celebridades como Carmen Maura , Candela Peña, Bigote Arrocet o Gabino Diego", aclaraba en la respuesta. Y por último, quisieron recordar que en todos los años de servicio era la "primera persona" que se quejaba de la actitud de sus trabajadores.

La gerente del local quiso recordar lo peligrosas que pueden llegar a ser las posibles reseñas falsas. "Debería usted pensar que con opiniones de este tipo, no solo puede dañar la imagen de un negocio, también está poniendo en peligro puestos de trabajo".