"El lugar donde se hace la magia": así es la fábrica donde se hacen los Munchitos

Un usuario de TikTok ha mostrado el proceso de fabricación de estas famosas papas

"El lugar donde se hace la magia": así es la fábrica donde se hacen los Munchitos

@improfurgo

Un usuario de la red social TikTok (@improfurgo) ha desvelado, a través de un vídeo que ya acumula las 360 mil visitas, el proceso de fabricación de los Munchitos. Las famosas papas de origen canario han ganado, con el paso de los años, una popularidad que es, en distintas plataformas, donde se hace notar.

"¿Qué estamos viendo aquí? Los canarios seguro que lo saben". De esta forma comienza el vídeo del usuario que, además, aclara que estas papas "ni se venden ni se fabrican en el resto del mundo. Ni siquiera en la península, solo en las Islas Canarias".

Ubicada en Gran Canaria, la fábrica de Munchitos se presenta como un lugar "donde se hace la magia". Esta Isla es el único lugar en el mundo donde se hacen. Luego, desde Gran Canaria, se distribuyen al resto del Archipiélago.

Un Funko de Munchitos

Un Funko de Munchitos / Jorge Leal

¿Cómo se crean los Munchitos?

En el vídeo, que según explicó el usuario se grabó un día en el que se estaban haciendo los Munchitos sabor ajillo, se desglosa paso a paso como es el proceso de fabricación de este producto.

El primer paso es "verter los peles" para pasarlos por un filtro de seguridad que "lo dejaba limpio, limpio". Una vez estén limpios se dirigen a la freidora y "chas", aparece "una cascada de Munchitos".

Luego hay que darles sabor, pues dependiendo del tipo de papa se le dará uno u otro. Y es que el producto presenta diferentes versiones como, por ejemplo, ajillo, jamón y queso, queso solo o pizza.

El último paso

Una vez ha sido realizado todo lo anterior, uno de los últimos pasos es llegar a la máquina clasificadora y empaquetarlas. Asimismo, en el vídeo también hubo espacio para hablar de las personas que trabajan durante todo el proceso.

Sin dejar pasar la oportunidad, el usuario de TikTok agradeció a quienes trabajan en la fábrica, pues "sin ellos las papas no llegarían a ninguna casa".