Un lugar como los de antes: la única isla de Europa sin asfaltar está en Canarias

Una vez más, el Archipiélago vuelve a estar en el foco por su peculiaridad

Un lugar como los de antes: la única isla de Europa sin asfaltar está en Canarias

@seaside.nomads

Las Islas Canarias han estado en el foco del resto del mundo por diversos motivos. Además de su peculiar dialecto y su gastronomía única a nivel nacional, son muchos los aspectos que convierten al Archipiélago en un lugar especial.

Aunque tradicionalmente se ha hablado de que son siete las Islas Canarias, a ellas se suma una más. Para muchos, quizás, es desconocida, pero la octava isla esconde multitud de secretos dignos de conocer.

Playa Lambra en La Graciosa

Playa Lambra en La Graciosa / La Provincia

¿Cuál es la isla de Canarias que está sin asfaltar?

La única isla de Europa que está sin asfaltar es La Graciosa. Situada al norte de Lanzarote, La Graciosa fue considerada hasta el año 2018 un islote. Tan solo un estrecho de un kilómetro de ancho separa a La Graciosa de Lanzarote y, para llegar a la pequeña isla, es necesario coger un barco desde Lanzarote que tarda en torno a 30 minutos.

En algunos portales de viaje la describen como un lugar "paradisiaco, donde solo hay arena y puedes caminar descalzo". Sin embargo, son muchas las actividades que se pueden hacer en La Graciosa.

Desde recorrerla en bicicleta hasta explorar su fondo marino. Y es que tiene una extensión que no supera los 27 kilómetros cuadrados y su capital, Caleta de Sebo, es la localidad más grande y poblada de la zona. Asimismo, dispone de un pequeño puerto que la comunica con Lanzarote.

Las calles de La Graciosa, llenas de arena dorada

"Se ve como un lugar muy auténtico y sus aguas destacan por su color cristalino". De esta forma la describen en plataformas como, por ejemplo, la red social Tiktok. Además, otro aspecto que llama la atención es que su población gira en torno a los 700 habitantes.

Su motor económico principal es la pesca y para conocer y explorar la Isla lo que se recomienda es alquilar bicicletas en la capital y recorrerla paseando por sus calles, invadidas de arena dorada.

Más allá de las curiosidades, La Graciosa presenta lugares dignos de admirar como, por ejemplo, Playa de Baja del Ganado, Montaña Clara, Montaña Amarilla, Playa de la Francesa, entre otros. Y son paisajes como estos lo que la convierten en un destino con encanto.