El calor ya se nota en Canarias: un pato combate el sofoco con un baño en una piscina

La AEMET ha decretado el aviso amarillo por altas temperaturas y se espera que el mercurio alcance en estos días los 37 grados en algunas zonas de las islas

Un pato combate el calor en una piscina en Canarias

La Provincia

Al agua patos. El calor y la subida de las temperaturas en Canarias anunciadas por la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ya se hacen notas. Y si no que se lo digan a un pato que sorprendió en la tarde de este martes a los bañistas de una piscina de Candelaria, en Tenerife.

El animal aprovechó el sofoco de las altas temperaturas para refrescarse.

Días de calor

Las altas temperaturas típicas de los meses de verano parecían haber dado una tregua durante buena parte de junio y los primeros días de julio. Sin embargo, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado avisos amarillos por viento, mala mar y altas temperaturas en toda Canarias, a partir de hoy, miércoles, al mediodía y que se mantendrán, como mínimo, durante toda la jornada del jueves.

En esta ocasión, Fuerteventura es la única isla que, por ahora, se mantiene sin ningún riesgo meteorológico para los próximos días. La Agencia espera que, desde las 12.00 horas del mediodía de hoy pueda haber rachas de viento que alcancen los 80 kilómetros por hora, debido al Alisio que afectará a las vertientes al sudeste y noroeste de Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote, La Gomera, El Hierro y La Palma, donde además se verá perjudicado el municipio de El Paso

Grupos de personas tomando el sol en Las Canteras, en una imagen de archivo

Grupos de personas tomando el sol en Las Canteras, en una imagen de archivo / ANDRÉS CRUZ

Para la jornada de hoy también se ha decretado aviso amarillo por malas condiciones de mar en el este, sur y oeste de Gran Canaria y Tenerife, así como en El Hierro y La Gomera. En todas estas zonas se esperan vientos del nordeste de entre 50 y 61 kilómetros por hora (fuerza siete), principalmente mar adentro en los canales entre islas.

A partir del jueves, a estas malas condiciones de viento y mar, se sumarán altas temperaturas. Los termómetros se dispararán en todo el Archipiélago, en especial en las islas capitalinas. La Aemet espera que los termómetros puedan alcanzar los 35 grados centígrados en Gran Canaria y Tenerife, que afectará especialmente a las zonas de medianías, sin descartarse que en el caso de las orientadas al sur de Gran Canaria, puedan llegar hasta los 37 grados.

A la espera de que se amplíe o no la situación de riesgo, Meteorología sí anuncia que el viernes las temperaturas se mantendrán sin cambios, generalizadas por encima de los 30 grados las máximas y, eso sí, con un leve aumento de las mínimas. Además, el mismo viernes se producirá otro fenómeno del clima nada esperado en Canarias. 

El hecho de que amaine el viento permitirá la entrada de calima en las Islas, aunque por el momento será leve y en altura. 

La receta de los expertos contra el calor

Tras las atípicas temperaturas del último mes, el calor comenzará a hacerse notar a partir de hoy en todo el Archipiélago. La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ha emitido varios avisos de riesgo para la salud por previsión de altas temperaturas en varias zonas del sur de Gran Canaria. Ante esta situación, el área de Sanidad ha lanzado varias recomendaciones dirigidas, en especial, a personas vulnerables por factores como la edad, embarazos o enfermedades. Aunque, resaltan que cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor. Entre los principales consejos se encuentra permanecer a la sombra el mayor tiempo posible, en lugares frescos o climatizados y refrescarse cada vez que sea necesario. Otra cuestión importante es reducir la actividad física y evitar practicar deportes al aire libre en las horas centrales del día, pues los deportistas, las personas sin techo y las que trabajan al aire libre también son consideradas como población vulnerable ante las altas temperaturas. Aunque no se sienta sed y con independencia de la actividad física que se realice, hay que beber agua o líquidos con frecuencia. Las bebidas con cafeína, alcohol o muy azucaradas pueden favorecer la deshidratación, por lo que será mejor evitarlas. Por su parte, las comidas deben ser ligeras, como ensaladas, y deben ayudar a reponer sales perdidas por el sudor.