Los agentes de la Policía Canaria vigilarán ocho institutos de enseñanza secundaria, cuatro en Gran Canaria y otros cuatro en Tenerife, en la primera fase de su despliegue para velar por la seguridad en los centros educativos. En el marco del Plan Director de Seguridad Escolar, la Alta Inspección del Estado, la Consejería de Educación, la Consejería de Presidencia y las Fuerzas de Seguridad del Estado acordaron un reparto en el que al cuerpo autonómico le corresponde vigilar los institutos Siete Palmas, Cruz de Piedra, Guanarteme -los tres en la capital grancanaria- y el IES Villa de Agüimes.

Los agentes de la Policía Canaria inician esta semana su labor, que será básicamente la vigilancia a la entrada y salida de los escolares de los centros para prevenir y evitar el menudeo de droga y episodios de violencia o acoso escolar. En coordinación con las direcciones de los institutos, los efectivos autonómicos también inspeccionarán los mismos y los alrededores para prevenir cualquier tipo de delincuencia.

El anuncio realizado por el presidente del Gobierno, Paulino Rivero, en el Parlamento se ha hecho realidad en estos días después de las reuniones técnicas de coordinación entre los representantes de los diferentes sectores involucrados en la custodia de los centros educativos.

Por otro lado, desde los últimos meses del pasado año agentes del cuerpo autonómico colaboran con efectivos de las policías locales de las dos capitales canarias en determinadas zonas, sobre todo en los núcleos de población cercanos a sus sedes. En el caso de Las Palmas de Gran Canaria, la Policía Canaria tiene su sede en Las Torres, con lo que la zona de influencia de su trabajo es Siete Palmas, Almatriche, Lomo Los Frailes y otros barrios de este distrito capitalino. En el caso de Santa Cruz de Tenerife, las instalaciones policiales se encuentra en Añaza.

Esta colaboración inicial entre los dos cuerpos policiales está pendiente de que se formalice mediante un convenio con los dos ayuntamientos capitalinos, proceso que aún no se ha culminado, lo que no ha sido óbice para que se inicie este tipo de trabajo conjunto.

Además de este despliegue, el Ejecutivo regional ha firmado con varios ayuntamientos turísticos, entre ello Mogán y San Bartolomé de Tirajana, convenios para desarrollar las labores de policía turística.