Un minuto después de que se acabara el plazo, establecido a las 10.00 horas de la mañana, la resolución firmada por el secretario de organización del PSOE, Marcelino Iglesias, fue enviada, vía burofax, tanto al Cabildo de El Hierro como a tres de los cinco consejeros herreños afiliados al partido -Alpidio Armas, Juan Rafael Zamora y Míchel Ángel Acosta-.

10.30 horas

Media hora después funcionarios de correos se lanzaban, con acuse de recibo de por medio, a entregar las notificaciones o dejar aviso de llegada en caso de ausencia.

12.45 horas

El líder de los censurantes y diputado en el Parlamento de Canarias, Alpidio Armas, admitía que había recibido una notificación cuyo remitente era la ejecutiva federal del PSOE. Suponía que en ella le informaban de la ejecución del expediente de expulsión, atendiendo a lo establecido en los estatutos del partido. Esto es: "Suscripción o apoyo de moción de censura en contra de acuerdo expresamente adoptado por los órganos directivos del partido", según se puede leer en el artículos 53.1. Ya lo esperaba. De hecho, el anuncio la tarde del jueves de que el plazo para retractarse y volver a la senda marcada por el Pacto de Gobierno acababa a las 10.00 horas motivó que la reunión del comité insular se adelantara 24 horas y se decidiera que no cabía vuelta atrás. Sin prisas, será hoy cuando, ya celebrado el pleno de la moción de censura, recoja en Correos la comunicación de la dirección federal.

13.10 horas

Fuentes del Cabildo de El Hierro confirmaron que la notificación del PSOE con la expulsión de sus consejeros llegó a la sede de la corporación poco después de la una de la tarde. El secretario de la corporación tomó nota de ello pero no se le pudo dar entrada en el registro de la corporación porque el departamento había cerrado minutos antes.

El trámite se realizará, según apuntaron las mismas fuentes, a primera hora de la mañana de hoy. Desde luego deberá ser antes de que se celebre el pleno para el debate de la moción de censura convocado para las 12.00 horas. Un requisito importante si se quiere que la estrategia planteada por los socialistas y nacionalistas dé resultado y sea legalmente rechazada.