El diputado Alpidio Armas ocupó ayer, en la segunda jornada de la sesión plenaria, su escaño en el grupo parlamentario socialista y lo seguirá haciendo en tanto su expulsión del PSOE no adquiera carácter definitivo. Así lo consideran los otros 14 miembros del PSC en la Cámara regional y lo sostiene también Armas. "Hoy por hoy", apuntó el portavoz socialista, Manuel Fajardo, "el diputado mantiene el respaldo de todos sus compañeros".

Armas fue apartado de las filas del PSC-PSOE el pasado 9 de septiembre tras desoír las órdenes de la dirección federal conminándole a retractarse de la moción de censura interpuesta contra la nacionalista Belén Allende en el Cabildo de El Hierro. Con el apoyo de dos consejeros del PP, el diputado se convirtió en el presidente de la corporación insular. Pese a que el mismo día en que prosperó la moción Ferraz advirtió que la expulsión debía considerarse inmediata, Armas entiende que ésta "sigue siendo provisional. Hay un proceso abierto, derivado de la apertura de un expediente de expulsión contra el que nosotros [los cinco consejeros herreños] vamos a recurrir", apuntó.

El también secretario de PSC en la isla del meridiano explicó que ninguno de los consejeros que apoyaron la moción en contra de la representante de CC entienden que conculcaran "derechos o deberes recogidos en los estatutos y reglamentos del PSOE". Del mismo modo que, aseguró, existe en su caso una "disparidad de tratamiento con respecto a otros compañeros" que también firmaron alianzas con el Partido Popular, en contra de las directrices de la dirección del partido, en diversos ayuntamientos de las Islas.

Fajardo recordó que, según el artículo 23 del reglamento de la Cámara, es la mayoría del grupo la que decide sobre la permanencia o no de uno de sus miembros en el mismo. Los diputados socialistas se reunieron el pasado martes y ni ninguno de ellos planteó la necesidad de su expulsión y su pase, pues, al grupo de los no adscritos.

"A todos los efectos y hasta que no se resuelva el expediente, Armas sigue siendo miembro del PSOE y por lo tanto mantiene su escaño en el Parlamento", apuntó el portavoz socialista en la Cámara, quien recordó además que, como segundo paso si Madrid no admite el recurso de los herreños, estos pueden recurrir a la jurisdicción contenciosa. "El proceso será muy largo", advirtió.