Las inversiones de la Comunidad Autónoma son desiguales en las islas no capitalinas. El Gobierno regional incrementa su nivel de inversiones en La Palma, a pesar de los recortes presupuestarios, mientras que en islas como La Gomera o Fuerteventura el volumen inversor autonómico ha descendido en los últimos años. La inversión en Lanzarote sí se ha incrementado, aunque la isla de los volcanes venía de una situación mucho peor que el resto de las islas no capitalinas. En la isla bonita las carreteras y el nuevo puerto de Tazacorte han impulsado el gasto autonómico.

Una circunstancia a tener en cuenta es que la población de La Palma se ha mantenido estancada en los últimos años. En 2003 había 85.631 habitantes en la isla, mientras que los últimos datos demográficos reflejan poco más de 87.000 residentes. Esta situación supone que la inversión per cápita haya subido ligeramente en los últimos años.

En los últimos cinco años La Palma ha recibido más de 80 millones de euros para carreteras y también ha recibido multimillonarias inversiones para desarrollar su infraestructura sanitaria: centros de salud, centro sociosanitario y ampliación y desarrollo del Hospital General de la isla.

Otro de los proyectos estrella para el cual el Gobierno ha destinado cuantiosos recursos desde 2008 es la ampliación del Puerto de Tazacorte, infraestructura que también ha recibido críticas ya que el elevado volumen inversor que está suponiendo para las arcas autonómicas no se corresponde con su importancia estratégica en el transporte interinsular.

La Consejería de Obras Públicas ya ha destinado 49,5 millones de euros de los 53,7 millones por la que fue adjudicada hace cuatro años. También el enlace viario que une Los Llanos de Aridane con el Puerto de Tazacorte está recibiendo una importante inyección económica.

La Palma recibirá el próximo año una inversión directa de 61 millones de euros, lo que supone una inversión per cápita de 698,79 euros por habitante. Esta situación contrasta con La Gomera, isla que llegó a superar hace varios años los 1.000 euros de gasto per cápita y que en los últimos cinco años ha descendido a la mitad. De hecho, en el presupuesto del próximo año hay previstos proyectos concretos para la isla por 13 millones de euros, lo que supone 574,15 euros por cada uno de los 22.000 habitantes que residen en la isla colombina según los últimos datos demográficos.