Los casi 400 centros de educación infantil del Archipiélago irán a la huelga si la Consejería regional de Educación no atiende sus demandas de concertación, anunciaron ayer las federaciones de las dos provincias (Acinte-Tenerife y Aceilas-Las Palmas). Aseguran que si no reciben apoyo del Ejecutivo peligrarán los puestos de trabajo de las más de 2.000 trabajadoras que prestan sus servicios en ellos, ya que podrían cerrar, y dejarían a más de 20.000 niños sin plaza.