Miguel Zerolo.

Zerolo decidió y puso en marcha, según la fiscal Farnés, los mecanismos administrativos cuya finalidad eran la compra por parte del Ayuntamiento de las parcelas del frente de playa de Las Teresitas, "a un precio desorbitado y mediante la firma de un convenio que suponía un beneficio para la parte privada y un grave perjuicio al erario".

Manuel Parejo.

Como consejero delegado de la Gerencia de Urbanismo "contribuye de una manera decisiva a la resolución que posteriormente se adopta" de comprar el frente de playa a un precio desorbitado y dar todas las directrices a los funcionarios para que realizaran los informes.

Juan Víctor Reyes.

"Colabora con el hecho delictivo pese a no dictar la resolución, pero siendo consciente de que mediante su aportación presta la ayuda necesaria". Era secretario delegado de la Gerencia de Urbanismo cuando realiza un informe que niega la posibilidad de expropiación.

Antonio Messía.

Era interventor general del Ayuntamiento. Emite un informe para justificar el precio pagado a los empresarios y está presente en el pleno en el que se aprueba la compra de las parcelas.

José Eugenio de Zárate.

Era el interventor delegado de Urbanismo. Omite su obligación legal de incoar un expediente debidamente justificado que diera lugar a una propuesta de gasto y de pago a Inversiones Las Teresitas.

José Tomás Martín.

Era el gerente de Urbanismo del Ayuntamiento. Sabía que 9.000 metros cuadrados de las parcelas eran de dominio público y solicitó una tasación a CajaCanarias sabiendo que era parte interesada.

José Luis Roca.

Era el interventor delegado de Urbanismo. Omite su obligación legal de incoar un expediente debidamente justificado que diera lugar a una propuesta de gasto y de pago a Inversiones Las Teresitas.

Ignacio González y Antonio Plasencia.

Colaboran de una forma decisiva, como socios de Inversiones Las Teresitas, en la resolución del Ayuntamiento y son los grandes beneficiados al lograr 8.750 millones de pesetas por una parte de los terrenos que habían comprado tres años antes por 5.500 millones.

Pedro González y Carlos Plasencia.

Actúan de una forma decisiva en la resolución del convenio al ser los apoderados de Inversiones Las Teresitas.

Emilio Fresco y José Emilio García Gómez

Estuvieron presentes en varias reuniones y votan a favor en la sesión de julio de 2001 en la que se aprueba la compra.