Rivero reconoció ayer que en Canarias las competencias sobre las actuaciones en el litoral y en el territorio son "complejas" y que no todo lo puede solucionar el Ejecutivo, ya que hay asuntos que dependen del Estado, a través de Costas, y otros que están vinculados al planeamiento de los ayuntamientos y de los cabildos. Algunos de los empresarios presentes en la reunión de ayer cuestionaron la "maraña" legislativa que regula el suelo y dudaron que esta situación se vaya a solucionar con la nueva Ley de Armonización del Territorio, que llevará el Gobierno al Parlamento el próximo año.

El jefe del Ejecutivo regional advirtió que "hay que sumar las voluntades de todas las administraciones competentes en la ordenación territorial para poder dar respuesta a los asuntos en un tiempo razonable". Rivero reiteró la necesidad de que Canarias cuente con un territorio "ordenado".

Medidas

Rivero realizó ayer ante los empresarios una amplia relación de las medidas que ha adoptado el Ejecutivo que preside para agilizar los trámites administrativos vinculados a la actuación sobre el territorio. La primera gran medida es la Ley 6/2009 de Medidas Urgentes, norma a la que seguirán la nueva ley territorial que se presentará en el Parlamento en el primer trimestre del año y la revisión de la moratoria turística para el mes de mayo.

Sin embargo, los empresarios cuestionan que el Ejecutivo no haya cumplido aún algunos de los preceptos contenidos en la ley 6/2009, entre ellos la potestad de la Comunidad Autónoma de arrogarse las competencias urbanísticas de los ayuntamientos para agilizar el planeamiento o la posibilidad de declarar de interés general los proyectos que sirvan de revulsivo a la inversión, el empleo y la dinamización de la economía.