El consejero de Obras Públicas, Domingo Berriel, está convencido de que el nuevo Gobierno de España no solo no pondrá en peligro el convenio de carreteras Canarias-Estado, sino que, en cuanto tome posesión, dijo, "intentaremos una reunión para actualizar la financiación de proyectos ya desfasados". El consejero subrayó el déficit de inversión en el Archipiélago, por lo que calificó de "incuestionable" el convenio.