El sindicato independiente de profesores ANPE Canarias ha anunciado hoy que no secundará la huelga general convocada por los principales sincatos nacionales y nacionalistas españoles contra la reforma laboral del Gobierno de Mariano Rajoy convalidada ayer en el Congreso de los Diputados porque "no es momento de paralizar más aún la economía ni de perjudicar otra vez a los docentes, que llevan ya realizadas muchas movilizaciones de protesta".

ANPE recuerda que se ha movilizado y lo seguirá haciendo contra los recortes educativos, y seguirá exigiendo que se considere a la educación como una política básica del Estado, además de haber mostrado su "absoluto rechazo a los brutales recortes" que está sufriendo la enseñanza pública y que afectan gravemente a su profesorado. "Los docentes hemos tenido que soportar injustos recortes salariales y laborales y no podemos seguir pidiendo más esfuerzo al colectivo, al que se le han mermado sus retribuciones en una media superior al 16 por ciento entre rebajas y congelaciones en los dos últimos años, al tiempo que se les ha despojado de derechos laborales y sociales conseguidos con mucho esfuerzo", afirma el sindicato en un comunicado.

También considera que "es imposible pagar la deuda generada en estos últimos años sólo con recortes" y que el Gobierno "debe acometer reformas con firmeza y determinación, empezando por la de la Ley de la Estabilidad que controle el gasto público, la del sistema financiero, la del mercado laboral y productivo y, naturalmente, la del sistema educativo anunciadas en esta legislatura".

Además, el sindicato advierte de que "más pronto que tarde habrá que plantearse la reforma del Estado que haga viable el modelo de Estado autonómico y garantice las políticas sociales básicas en educación, sanidad y pensiones".