El diputado del grupo Popular Jorge Rodríguez dijo hoy en el pleno del Parlamento canario que Canarias necesita otro Gobierno en el que no esté el nacionalismo de "siempre" falto de ideas para crear empleo, y elogió la reforma laboral.

Rodríguez afirmó que esta reforma no es perfecta "porque es insuficiente" mientras que la consejera de Empleo, Industria y Comercio, Margarita Ramos, replicó que la reforma laboral del Ejecutivo central aumentará la cifra de paro.

Durante el debate de una interpelación para hablar de política general de empleo, el diputado del grupo Popular Jorge Rodríguez recordó que en Canarias hay casi 350.000 personas en situación de paro, lo que representa el 31 por ciento de la población activa, y lo más grave, añadió, es que no tienen expectativas a corto plazo.

Ante esta situación, afirmó Jorge Rodríguez, el Gobierno de Canarias adopta la estrategia de buscar culpables externos y buscar la confrontación con el Ejecutivo central.

El diputado del grupo Popular aseguró que la consejera pertenece al grupo de los que quieren que nada cambie y elogió la reforma laboral planteada por el Gobierno español porque aporta flexibilidad, mientras que, añadió, "usted, los sindicatos y los partidos de izquierda han abrazado el populismo más primario".

Canarias, prosiguió Jorge Rodríguez, merece algo más que anuncios de planes y críticas a la reforma laboral, y un gobierno en el que no esté el nacionalismo de "siempre con las caras y la falta de ideas de siempre".

La consejera de Empleo, Industria y Comercio, Margarita Ramos, insistió en que el crecimiento de la economía canaria fue del 2,1 por ciento en el periodo 2010-2011, mientras que en el resto de España fue del 0,7 por ciento, lo que, afirmó, se debió a políticas de apoyo y estímulo que ahora no se ven reflejadas en el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2012.

Con el proyecto de ley anunciado habrá más destrucción de empleo en Canarias, donde se recibirán 170 millones menos de euros para formación de desempleados y para realizar políticas activas.

Jorge Rodríguez consideró que es una broma que empresarios y sindicatos creen derecho por medio de los convenios colectivos, que proceden, señaló, de la Italia de Benito Mussolini.

Margarita Ramos respondió que el calificativo de social de la Constitución al PP no le gusta porque sirve para que el Estado ejerza autoridad y además intervenga en la vida económica y social, y en cuanto al convenio colectivo indicó que en Italia jamás ha existido en el normativa limitada.