El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, afirmó ayer que su departamento está avanzando en el análisis de las especificidades de Canarias para que las inversiones en energías renovables puedan materializarse. Sin embargo, el desbloqueo no se producirá antes de aprobarse la reforma del sector eléctrico, porque sin ella "es imposible que haya una solución para todo el sector en España y en Canarias", aseguró Soria.

En la actualidad, las Islas aguardan por la puesta en marcha de una inversión de más de 1.100 millones de euros en proyectos de energía eólica, sus correspondientes centrales hidroeólicas para el almacenamiento del excedente energético y energía fotovoltaica. El ministerio ha señalado en reiteradas ocasiones que el decreto que terminó con las primas a las renovables y el régimen de preasignación de precios tiene como fin contribuir a paliar el déficit de tarifa, calculado en unos 24.000 millones de euros actualmente. Sin embargo, en el caso del Archipiélago el ahorro no se produce, dado que la generación de electricidad con energías limpias es más barata que con la combustión de hidrocarburos, de la que el sistema canario depende en un 99%.

A pesar de ello, el ministro descartó ayer acelerar una iniciativa que vuelva a colocar en el mapa a los productores de energías limpias de las Islas. "Primero vendrá la reforma para, digamos, terminar con el déficit energético. Luego se procederá a una reforma de la legislación en materia del sector eléctrico en España, afectando también en Canarias por esas razones", señaló José Manuel Soria sobre el caso específico de las Islas.

En cualquier caso, el ministro de Industria, Energía y Turismo dejó entrever que la revisión será total y el mapa de ayudas resultante no se parecerá al que regía hasta el comienzo de este año. "El déficit de tarifa tiene varios componentes y uno de ellos es la cuantía de las primas a renovables, que solamente con los proyectos que ya hay autorizados suponen 70.000 millones de euros", señaló el ministro, quien añadió que existen tecnologías que por un megavatio "cobran 50 euros y otras que cobran 400. Eso es lo que tenemos que reordenar".

Por su parte, la viceconsejera de Industria y Energía del Gobierno canario, Francisca Luengo, desveló que el 24 de abril el Gobierno de Canarias remitió un documento al ministerio en el que justifica que las Islas son distintas a la Península en materia de energías renovables. "Aquí hay que apostar forzosamente por la implantación de renovables, pero no hemos tenido ninguna respuesta", afirmó la viceconsejera.