La ruptura interna en el Centro Canario Nacionalista (CCN) vuelve a llamar a la puerta de la formación. En esta ocasión no se trata de una fractura más, sino del enfrentamiento entre el presidente y el secretario general del partido, Ignacio González y Juan Domínguez, respectivamente, que puede resolverse hoy con la destitución de Domínguez de sus cargos orgánicos y la disolución del comité insular de Gran Canaria para formar una gestora más afín a la dirección federal.

Las diferencias entre los dos máximos cargos del CCN llevan algunos meses dirimiéndose entre las bambalinas del partido, pero en las últimas semanas se han agudizado hasta llegar a la convocatoria para hoy de un comité federal extraordinario que se celebrará en Tenerife. La reunión, convocada por González Santiago, no es respaldada por Domínguez, que no asistirá e incluso amenaza con impugnar las decisiones que se adopten.

Uno de los principales motivos del creciente deterioro en las relaciones entre González y Domínguez es la gestión del partido en Gran Canaria, que el presidente de la formación no comparte. La gota que ha colmado el vaso ha sido la decisión del presidente insular de romper el acuerdo electoral entre el CCN y Nueva Canarias en Telde. Juan Domínguez considera que el pacto con NC, que está en la oposición en el Ayuntamiento teldense "impide crecer" al CCN en el segundo municipio más habitado de Gran Canaria. "El CCN tiene pactos con Coalición Canaria y con el PP, pero en Telde se mantiene un acuerdo con una fuerza con la que no hay afinidad ideológica y estando en un grupo de ocho concejales, cuando habla el portavoz de Nueva Canarias en ocasiones no está expresando la posición del CCN", advierte el presidente insular de la formación centrista.

Por ello, se abrió una "reflexión" en el seno del comité insular sobre la conveniencia de mantener o no el acuerdo con NC en la ciudad de los faycanes. Según Domínguez, el acuerdo de poner fin a este pacto no se ha tomado a espaldas de Juan Martel, el dirigente histórico del CCN de Telde, como mantienen los representantes del sector crítico a Domínguez en la Isla. El también vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria recuerda que en un comité insular que se celebró hace un mes Martel se abstuvo, mientras que el celebrado la pasada semana decidió dar por resuelto el pacto con NC con la ausencia de Martel, de baja médica.

Sin embargo, esta decisión de Domínguez no ha sentado nada bien a Ignacio González, que apoya a Juan Martel. También han surgido diferencias entre el comité insular que controla Domínguez con las comités locales de Gáldar, Arucas y Moya, si bien el presidente insular sólo reconoce roces con Gáldar, mientras que en los otros dos municipios apenas hay afiliados ni estructura de partido.

Para Domínguez, la situación generada en Telde es la "excusa" que ha buscado el presidente de la formación para convocar sin previo aviso un comité federal que tendría que haberse celebrado en Gran Canaria y no en Tenerife. Al malestar creciente de los órganos del partido en Gran Canaria por la gestión que se realiza desde la dirección de Tenerife "la respuesta es airada y despreciativa", afirma Domínguez, que expresa su contrariedad porque Ignacio González se haya negado rotundamente a tratar en el comité federal la posición del comité insular de Gran Canaria sobre el pacto con NC en Telde.

El primer punto del orden del día del comité de hoy tratará sobre la reestructuración orgánica de los cargos federales, decisiones a adoptar sobre nuevas gestoras y ceses y nombramientos. Ante la ausencia de Juan Domínguez y del resto de los miembros afines del comité insular todo hace pensar que Ignacio González lo destituirá de su cargo de secretario general y disolverá el órgano del gobierno del partido en la Isla, salido del congreso insular celebrado el pasado mes de febrero.

Otra cuestión que enfrenta a Domínguez y González es el impago del alquiler del local del CCN en la capital grancanaria. Según el presidente insular, hay una orden de desahucio para que el partido desaloje las instalaciones porque no se paga el alquiler del local desde hace seis meses. El presidente insular culpa a la dirección federal de Tenerife de la situación porque es la que lleva el control económico del CCN. "El partido en Gran Canaria aporta fondos pero no se gestionan bien", afirma Domínguez.