El ministro de Energía, Industria y Turismo, José Manuel Soria, cree que sería "un error" aplicar en Canarias una tasa turística, como hace Cataluña desde el 1 de noviembre, una medida fiscal que, entre otras, baraja el Ejecutivo canario para incrementar los ingresos de la comunidad.

Soria ha advertido de que el Gobierno español "no comparte en absoluto el establecimiento" de una tasa turística, si bien ha admitido que el Ejecutivo canario, como ha hecho el de Cataluña, "estaría legitimado para aplicarla".

A juicio del ministro del ramo, en estos momentos el sector turístico canario "no necesita que se cobre una tasa a los visitantes", sino un marco "lo suficientemente flexible para que las inversiones de mejora del entorno y de rehabilitación se puedan hacer de acuerdo a lo que los distintos proyectos plantean que se haga".

Para Soria, "la legislación vigente establece restricciones y muchos frenos a ese tipo de inversión", pese a que "podría mejorar y cualificar mucho la oferta" del archipiélago.

Por ello, ha instado al Gobierno canario a "facilitar los marcos normativos para que pueda haber una inversión" que Canarias necesita para poder disponer de una mejor oferta turística y también para generar empleo.