El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Mario Cabrera (CC), pedió ayer al presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, que aprenda de "los errores" del Prestige y del derrame de BP en el Golfo de México antes de permitir las prospecciones petrolíferas en aguas canarias.

En un comunicado, Cabrera recuerda que el Gobierno de Estado Unidos y British Petroleum han tardado casi tres años en definir la multa que la petrolera debe afrontar por la explosión de una plataforma petrolera en el Golfo de México, que mató a once trabajadores y provocó el mayor derrame de crudo en la historia del país -779.000 toneladas que manaron durante cuatro meses-. BP deberá pagar 4.500 millones de dólares en concepto de sanción; en España por un hecho similar "la Ley de Responsabilidad Ambiental y la Ley de Hidrocarburos fijan un máximo de tres millones de euros", subraya el presidente majorero.

"A las petroleras les puede salir más rentable pagar multas que tomar medidas de precaución", advierte.

Cabrera argumenta que el accidente del Golfo de México lo provocó una plataforma de prospección, no de extracción, preparada para operar en aguas profundas y a gran distancia de la costa. Los sondeos autorizados en marzo en Canarias se harán a 3.500 metros profundidad y entre 10 y 60 kilómetros de la costa. Ante el peligro que suponen estos trabajos el nacionalista pide a Rajoy diálogo con instituciones y colectivos sociales para que comprenda "nuestras razones" contra los sondeos.