El letrado de los inmigrantes que iban en la patera que naufragó tras chocar con una patrullera de la Guardia Civil en Lanzarote el pasado mes de diciembre confía en que la Audiencia de Las Palmas corrija a la juez instructora, porque cree que esta se "excedió" al hablar de culpa exclusiva del patrón de la barquilla. Los abogados Jorge Melián y Carlos Conesa han recurrido los dos autos dictados por el Juzgado de Instrucción número 3 de Arrecife sobre su petición de nuevas pruebas, de cuyo contenido "sorprende" que la juez Ángela López-Yuste haya "prejuzgado" lo ocurrido. De otra parte, Jueces para la Democracia denunció ayer la situación de "absoluta desprotección" de las víctimas del naufragio, en el que murió una persona y desaparecieron otras seis. Pide que se arbitren medidas para que ejerciten en España "las acciones que les corresponden en Derecho".