El Tribunal Supremo ha ratificado la sentencia del TSJC que condena a dos de prisión y otros once de inhabilitación para cargo público al exalcalde de Valverde, Agustín Padrón (PP) por malversación de fondos y prevaricación, al aprobar la compra en 1999 de un terreno en el Pozo de las Calcosas por 182.707 euros. La operación se fraguó pese a que la arquitecta municipal había tasado la parcela en 39.065 euros y el secretario puso también reparos.

La Sala Segunda de lo Penal del Alto Tribunal ha desestimado el recurso de casación interpuesto por Padrón, que en enero dimitió como regidor en la capital herreña -cargo que ocupó durante casi 22 años- y renunció a su acta de diputado autonómico, tras conocerse el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias en relación a este caso de corrupción.

El Supremo rechaza también el recurso del entonces concejal José Miguel León Quintero, condenado a cuatro años de inhabilitación por prevaricación, así como año y medio de prisión y otra incapacitación absoluta durante cuatro años y dos meses por malversación. La sentencia, de la que es ponente Perfecto Andrés Ibáñez, defiende el "rigor" con el que el tribunal de instancia abordó el procedimiento y confirma las penas de cárcel, en línea con las solicitadas por el fiscal Luis del Río.

Según el dictamen, Padrón sabía las "graves irregularidades" del expediente para la adquisición de la parcela de 5.000 metros cuadrados, dedicados a aparcamientos de vehículos. También conocía el informe municipal que alertaba de lo "totalmente desproporcionado" del precio de compra y el "grave quebranto" al erario público.