El Gobierno de Canarias tiene desde ayer a su disposición un nuevo argumento para reclamar una urgente revisión del modelo de financiación autonómica y de reparto territorial de los recursos estatales y acabar de esta forma con el déficit de fondos con los que hacer frente al coste de los servicios públicos que presta. Un informe de la Junta de Extremadura, presidida por el popular José Antonio Morago, confirma la teoría del Ejecutivo canario al situar al Archipiélago en la cola de la tabla de financiación estatal.

En concreto, el informe señala que Canarias es la tercera región que menos recursos por habitante recibe por este concepto, y la segunda peor en cuanto a la balanza real de financiación per cápita, nada menos que un 21% por debajo de la media estatal.

El mencionado estudio sobre balanzas regionales elaboradas a partir de datos oficiales señala que Canarias percibió el año pasado un total de 3.770 millones en concepto de financiación autonómica y otros 889 millones en recursos al margen del sistema, es decir, un total de 4.659 millones que sitúan su financiación regional por habitante en 1.779 euros, y su balanza real per cápita en 2.199 euros. Según el informe, la media de la aportación estatal por habitante sería de 2.793 euros, es decir, 594 euros y un 21% más que la que corresponde a Canarias. El Gobierno de Canarias sostiene que en la actualidad pierde en torno a 800 millones de euros al años sobre la financiación que le correspondería.

La única región con peor cifra que el Archipiélago sería Madrid, con 1.800 euros por habitante, mientras que inmediatamente por encima se sitúan Aragón (2.353), Castilla y León (2.374), Galicia (2.402) y Extremadura (2.605).

Lea la noticia completa en la edición impresa de La Provincia, en el PDF del periódico o en Orbyt