La multinacional Repsol ha enviado al Ministerio de Medio Ambiente toda la documentación requerida para completar el informe de impacto ambiental sobre las prospecciones petrolíferas cerca de Canarias. La empresa, presidida por Antonio Brufau, remitió el viernes un segundo grupo de escritos para aclarar las dudas y ampliar el expediente. El departamento que dirige Miguel Arias Cañete cuenta ya prácticamente con toda la información a falta de "dos o tres detalles".

Medio Ambiente requirió oficialmente a la petrolera información complementaria el 21 de febrero, con la esperanza de recibirla lo antes posible. Con ese paso el procedimiento quedó en stand by. El plazo de tres meses para resolver este tipo de causas quedó interrumpido, aunque eso no implica que se haya paralizado la tramitación ambiental.

Repsol resta importancia al requerimiento de Medio Ambiente y lo enmarca en un proceso "totalmente normal para enriquecer el expediente y garantizar que todo se hace con el máximo rigor y los estándares medioambientales más elevados", según manifestaron fuentes de la compañía.

Lea la noticia completa en la edición impresa de La Provincia, en el PDF del periódico o en Orbyt