Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El petróleo en aguas canarias Concentraciones en las Islas

"La lluvia tampoco nos frenará"

Cientos de personas protestan en las capitales contra los sondeos - Los 'antipetróleo' tildan de "cobarde" al Ejecutivo autonómico por no convocar una consulta pese al veto de Madrid

Votos enjaulados. QUIQUE CURBELO/GABRIEL FUSELLI/ADRIEL PERDOMO/MIGUEL PAÉZ / DELIA PADRÓN

Cientos de personas se concentraron ayer en las capitales de las Islas en contra de los sondeos que inició el pasado martes Repsol con la autorización del Gobierno central. Exigieron el derecho a una consulta popular, prevista por el Ejecutivo regional para ayer, pero bloqueada por Madrid. Como protesta, el Movimiento Ciudadano Antipetróleo organizó simulacros de votaciones con urnas de cartón e incluso con una jaula, como ocurrió en La Graciosa. El mal tiempo redujo la afluencia. No obstante, "con lluvia, viento o con el barco perforando, el pueblo canario sigue diciendo que no quiere estas prospecciones petrolíferas y seguirá en la lucha. No nos frenarán".

Así lo afirmó el portavoz de la Coordinadora contra las Prospecciones, René Beotegui, en la movilización en la Plaza de la Feria, en la capital grancanaria, que, pese a la lluvia intermitente, congregó a unas 200 personas, según la Policía, y 300, según los organizadores. Los colectivos ecologistas denunciaron el "autoritarismo" del Estado, al imponer las catas, y expresaron su enfado ante la "cobardía y obediencia ciega" del Gobierno canario por no ser capaz de seguir adelante con el plebiscito "diga lo que diga Madrid", lamentó Beotegui.

"Aquí vivimos, aquí decidimos" y "Que no, que no queremos piche" gritaban los manifestantes frente a la Delegación del Gobierno ante la mirada de siete policías nacionales que custodiaban el edificio y mientras uno de ellos grababa lo que ocurría con una cámara.

Urnas de cartón

Varias personas se acercaron a una caja de cartón y rompieron las cadenas que la cubrían para introducir sobres vacíos, reciclados de las últimas elecciones autonómicas.

Entre los asistentes al acto, el dirigente de Coalición Canaria Carmelo Afonso y la portavoz socialista en el Ayuntamiento capitalino, Isabel Mena. Una de las manifestantes, Carmina Fustes, confesó que le hubiera gustado participar en una consulta legal, derecho que Francisca Rodríguez ve "usurpado, pese a que se supone que en España hay un sistema democrático".

En Santa Cruz de Tenerife el blanco de las iras de quienes se oponen a las catas se concentró ante la sede del PP. La protesta se vio deslucida por las precipitaciones. Acudieron unas cien personas, que no salvaron a ningún partido de sus críticas. Ni siquiera el Ejecutivo regional se libró de los abucheos.

"El Gobierno de Canarias es cómplice, se ha bajado los pantalones", criticó Héctor Batista, miembro de la Coordinadora Canaria contra las Prospecciones. En su opinión, socialistas y nacionalistas tenían que haber imitado a Cataluña y haber realizado la consulta, a pesar del recurso del Gobierno de España ante el Tribunal Constitucional. Para esta plataforma, el Gobierno autonómico "no ha estado a la altura que este momento histórico requería" y ha actuado "con miedo y cobardía". Los insultos al ministro de Industria, José Manuel Soria, se mezclaron con las voces a favor de la independencia del Archipiélago. Los sonidos del bucio y del tambor animaron en ocasiones los gritos de los manifestantes, que arremetieron también contra el Ejército español por su actuación contra Greenpeace, en la que una activista resultó herida.

En Fuerteventura más de un centenar de ciudadanos y varios consejeros del Cabildo se concentraron en las puertas de la Dirección Insular de la Administración del Estado, en Puerto del Rosario, para introducir en una urna simbólica sus mensajes sobre el futuro modelo energético de Canarias.

De 18.00 a 20.00 horas el movimiento No petroleras, sí renovables mantuvo abierta la votación para que los vecinos pudieran ejercer su derecho al voto, pese al frío reinante. La portavoz del colectivo, Judit Morales, avisó de que "aunque las perforaciones hayan comenzado continuarán las movilizaciones para que quede claro que no hay desánimo y no se va a abandonar la lucha contra el petróleo".

Los majoreros escribieron sus lemas de forma espontánea, como Teresa Monzón que deseó que "las Islas sean un ejemplo mundial en energías renovables y que se escuche la voz del pueblo canario en contra de la extracción de crudo". Ylenia Calero recordó en su papeleta que el mar es la fuente de vida de los canarios y "no podemos arriesgarnos a que se contamine con un posible vertido, cuando podemos aprovechar las posibilidades que ofrece el sol y viento".

En Arrecife (Lanzarote) el sufragio se desarrolló desde las 18.10 hasta las 20.30 horas en la ribera del Charco de San Ginés, donde se colocó una urna gigante. Leandro Delgado, integrante del movimiento Canarias dice no a las petroleras, aseguró que se contabilizaron 658 papeletas: 651 en contra de las prospecciones, cuatro a favor y tres en blanco. La pregunta fue clara y directa: "¿Está de acuerdo con que se hagan prospecciones petrolíferas en aguas cercanas a Canarias?"

En La Graciosa votaron cien personas, 97 contra los sondeos y tres a favor. Depositaron sus papeletas en una jaula porque sienten sus voces atrapadas.

Compartir el artículo

stats