Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CC firma el pacto antiyihadista por ser un tema "sensible" en Canarias

Oramas apuesta por eliminar en el futuro la referencia a la prisión permanente revisable

CC vuelve a estar junto a los dos grandes partidos estatales en la política antiterrorista. La formación canaria es la única de corte nacionalista que ha firmado junto al PP y al PSOE la proposición de ley presentada en el Congreso de adhesión al pacto antiterrorista suscrita el pasado lunes por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder socialista, Pedro Sánchez, aunque otras dos pequeñas formaciones de ámbito territorial, como Foro Asturias y UPN, también lo han hecho. Sin embargo, el pacto es rechazado no solo por los partidos nacionalistas de otros territorios del Estado, como el CiU y el PNV, sino también por Nueva Canarias, el otro grupo nacionalista canario y socio de CC en la Cámara Baja.

La portavoz de CC en el Congreso, Ana Oramas, justificó esta nueva adhesión a un pacto de este tipo entre PP y PSOE recordando precisamente que su formación "siempre ha suscrito todos los pactos antiterroristas que se han firmado en España" independientemente del partido que estuviera en el Gobierno, considerando que en materia de lucha antiterrorista "es necesaria la unión de la fuerza de todos". Subrayó que en el caso del terrorismo yihadista "se trata de una asunto muy sensible en Canarias por su frontera con parte de África", y recalcó que "todo lo que pueda ayudar a prevenir y actuar en contra de un fenómeno que va a más en CC nos parece bien".

"Los nacionalistas canarios siempre hemos estado en todos los pactos contra el terrorismo de todos los Gobiernos, tanto si han sido del PP como si han sido del PSOE", declaró Oramas, quien consideró que se trata de "un tema de Estado" que su formación no puede por menos que apoyar. La portavoz nacionalista recordó que CC ya se adhirió al Acuerdo por las Libertades y contra el Terrorismo suscrito por José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero en el 2000, y que apoyó sin reservas la política antiterrorista y el proceso de negociación con ETA del gobierno del propio Zapatero en la pasada legislatura.

Incidió en este sentido en que es necesaria "la unión de todas las fuerzas políticas" para que las instituciones políticas y penales puedan luchar contra la "lacra del terrorismo", y rechazó valorar el términos de rentabilidad política el significado de este pacto entre PP y PSOE.

Con todo, Oramas se mostró a favor de excluir en el futuro la prisión permanente revisable (cadena perpetua) que contempla el acuerdo en aplicación de la reforma en marcha del Código Penal, actualmente en trámite en las Cortes, y coincide con el PSOE en cambiar este punto en cuanto haya una mayoría parlamentaria distinta a la actual. "Esperemos que se modifique en un futuro", confió Oramas para criticar que el texto se remita a la reforma del Código Penal.

Por el contrario, el diputado de NC Pedro Quevedo consideró ayer "inaceptable" el procedimiento de "negociación a dos" entre el PP y el PSOE sin la intervención de los demás grupos, y rechazó de plano que se vincule a la cadena perpetua. "No podemos apoyar un pacto en estos términos", afirmó Quevedo, quien denuncia las "imprecisiones" en en algunos términos jurídicos empleados y en la definición de diversos supuestos que pueden causar un "más daño que lo que tratan de resolver".

Por otro lado, el vicepresidente del Gobierno de Canarias y secretario general de los socialistas canarios, José Miguel Pérez, se sumó ayer a las voces que el pacto antiterrorista contemple la prisión permanente revisable, aunque consideró que este asunto no era excusa para no firmarlo por parte del PSOE. "No estoy de acuerdo con la prisión permanente, pero un pacto así debe firmarlo todo el mundo".

Compartir el artículo

stats