La senadora de Coalición Canaria María del Mar Julios, recientemente designada por el Parlamento de Canarias en sustitución de Miguel Zerolo, se ha estrenado en la Cámara Alta con la obligada declaración de bienes. La nacionalista apunta un total de 136.714 euros en ahorros -repartidos entre cuentas personales y planes de pensiones- a lo que hay que unir una vivienda en el centro de la capital grancanaria, un coche comprado de 1999 y acciones por valor de 71.000 euros en una planta fotovoltaica en el sur de Tenerife.

En su declaración Julios apunta la propiedad de la mitad indivisa y sin usufructo de títulos de Solten II Granadilla, SA. Aclara que desde diciembre de 2014 se firmaron capitulaciones matrimoniales, con liquidación de la sociedad de gananciales y formalizando pactos personales, donde las acciones de clase 'b' de Solten II quedaron adjudicadas a su esposo la mitad indivisa y el usufructo.

El objeto social de Solten II Granadilla, SA, es la adquisición, promoción, gestión, fomento, desarrollo y explotación de plataformas solares fotovoltaicas, así como la producción, transporte y distribución de energía eléctrica procedente de las mismas.

Junto a esas acciones, la nacionalista incluye en su declaración una vivienda con tres plazas de garaje, y un sueldo íntegro de 41.699 euros como diputada autonómica. Además, pagó un total de 13.152,91 euros en la última declaración del IRPF.

La exdiputada refiere, además, la propiedad de un vehículo Volvo V40 adquirido en el año 1999 así como un préstamo hipotecario a favor del BBVA por importe de 270.455 euros, con un saldo pendiente de 794 euros.