Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista. Profesor de Ciencia Política

José J. Sanmartín Pardo: "Para debilitar el terrorismo hay que acabar con su financiación"

"La principal amenaza hoy en día proviene de lobos solitarios, pequeños grupos o células", advierte el docente

José J. Sanmartín Pardo: "Para debilitar el terrorismo hay que acabar con su financiación"

José J. Sanmartín Pardo: "Para debilitar el terrorismo hay que acabar con su financiación"

¿Qué opina del preacuerdo entre PP y PSOE contra el terrorismo yihadista?

Es positivo, pero insuficiente. Debería ser mas intenso y basarse más en la colaboración ciudadana que en la sinergias políticas, habría que desarrollar una conciencia cívica al respecto.

¿Qué sugiere?

Hace falta pedagogía y explicar con transparencia a la sociedad que se puede conseguir mucha mayor eficacia con la colaboración ciudadana. A la hora de aportar información sobre grupos terroristas, hace falta una conciencia cívica activa de alerta y tener una cultura sobre seguridad porque el terrorismo encubierto y actual se simula con la sociedad entre las capas más indefensas. Eso no significa crear una sociedad paranoica, hay que educarla para que no ocurra y que después las fuerzas de seguridad puedan verificar el dato.

¿Peligran las libertades con ese tipo de acuerdos?

Para eso están los instrumentos del Derecho. La amenaza es un elemento silente y altamente inquietante que requiere más colaboración para no tener que tocar los derechos y libertades. Hay que conciliar el derecho a la intimidad, la seguridad y la libertad.

¿Cómo hacerlo?

Con una sociedad mas activa y más sensibilidad que nunca, como pasa en otros países con menos aparataje de cámaras pero más seguridad, como Suecia o Canadá. No son un mundo perfecto pero sí de los más seguros, aunque evidentemente no están exentos de imponderables como aquel ataque en el Parlamento.

¿Por qué la sociedad aplaude mayoritariamente el endurecimiento de penas como la cadena perpetua revisable?

Porque la sociedad busca respuestas y en ocasiones la única viable, en situaciones de máxima tensión y miedo, es el reforzamiento de penas que pueden amparar mas seguridad, pero siempre como práctica democrática y la garantía judicial que refuerce la libertad. Yo estoy en contra totalmente de la pena de muerte, pero ante crímenes tan horrorosos como la violación de niños, apuesto por la perpetua reversible. La lucha contra el terrorismo debe evitar cualquier abuso o extralimitación, el más mínimo error.

¿Qué tipo de error?

Una detención equivocada o un interrogatorio sin garantías. En un estado de derecho la ley está para cumplirse y en este sentido habría que preguntar a los firmantes del acuerdo.

¿Funcionan bien los servicios de inteligencia? Parece que los terroristas vayan por delante.

Francamente bien, pero hasta hace poco había cierta insensibilidad, incluso de los gobiernos, y no se invierte suficiente porque ¿cómo detectas a los hermanos frikis del atentado en París? Con sensibilidad social el tema se afina mucho porque las amenazas son mayores y más urgentes y requieren más despliegue.

¿Cuál es la principal amenaza terrorista actualmente?

Un atentado terrorista con el perfil de varios lobos solitarios, de pequeños grupos y células.

Da la sensación de que estemos en sus manos.

La fuerza policial funciona muy bien. ¡Cuántos atentados se han detectado que la sociedad ignora! Pero el control absoluto es inabarcable y por eso es tan importante la colaboración ciudadana, que el que vea algo extraño confíe en la policía y colabore.

¿No se corre el peligro de ver potenciales delincuentes por cualquier lado?

Colaborar no significa salir a patrullar, sino tener conciencia y al detectar un comportamiento extraño dar parte. Cuanto mayor sea la cultura en seguridad, menos riesgo hay al abuso.

¿Qué hará en Ginebra?

Volaré a Ginebra para presidir la mesa sobre economía contra el terrorismo con los mayores expertos mundiales en la lucha contra el blanqueo de capitales, que es el principal peligro contra la democracia, lo que más afecta a la seguridad.

¿El blanqueo de capital?

El terrorismo es una actividad criminal-empresarial, un negocio, y la forma de debilitarlo es acabar con su fuente de financiación porque si no se reproduce continuamente. Por mi especialización, he revelado hace tiempo datos clave e investigaciones sobre el blanqueo de capitales en la costa levantina. Se trata de redes muy tupidas que disponen de gran apoyo político y empresarial.

¿Se sabe quiénes son? ¿polítios y empresarios de la Comunidad Valenciana?

La policía dispone de los datos hace tiempo y el apoyo político y empresarial lo complica, pero es información reservada que manejan las fuerzas de seguridad especializadas. Eso no significa que todos estén implicados.

Compartir el artículo

stats