Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Frente Polisario niega irregularidades

El delegado en Canarias, Ham di Mansour, sostiene que las organizaciones internacionales han desmentido las "intoxicanes" procedentes de Marruecos

Hamdi Mansour.

Hamdi Mansour. LA PROVINCIA / DLP

El delegado en Canarias del Frente Polisario, Hamdi Mansour, niega "categóricamente" que se estén desviando las ayudas humanitarias para los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf. "Son mentiras", asegura sobre las conclusiones del informe de la Oficina Europea de Lucha contra el Fraude (OLAF), que se realizó entre 2003 y 2007 con testimonios de personas, y llevaba ocho años guardado en un cajón de Bruselas por motivos que no se han justificado. Mansour afirma que el hecho más evidente de que no suceden los desfalcos se sustenta en que el auxilio humanitario sigue llegando y no se han tomado medidas desde Europa contra el presunto fraude.

Además, sostiene que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) o el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) continúa prestándoles su apoyo. Mansour considera que todo es "otra intoxicación" de Marruecos, que se niega a solucionar el conflicto a través de un referéndum. "Nosotros ofrecemos tres posibilidades: anexión, autonomía o independencia, pero que le den la palabra a la población y Marruecos no quiere, sólo permite que el Sáhara sea una comunidad autónoma", expone.

Sostiene que en los campamentos están los organismos internacionales que velan por el control de las ayudas desde que entran por Argel hasta que se reparten a los refugiados saharauis. Denuncia que la parte ocupada sufre "una represión masiva cotidiana" en ciudades como El Aaiún y Smara "con la impunidad de Marruecos, al que nadie dice nada", por lo que el Frente Polisario invita "al mundo" a que visite la zona y los campamentos para que se observe "in situ" esta realidad. En declaraciones recientes, el presidente de la Media Luna Roja Saharaui, Yahia Buhabeini, advertía a la comunidad internacional sobre intentos de desalentar a los donantes para que sigan concediendo ayuda a los refugiados saharauis, después de la exhumación del informe "manipulado" de la OLAF.

Buhabeini afirmaba en medios internacionales que "el propósito de publicar el mencionado informe, que no tiene nada que ver con la realidad sobre el terreno, es desalentar a los donantes para que no asigne más ayuda a los refugiados y así empeorar la situación humanitaria en los campamentos de refugiados saharauis". Al parecer, la finalidad es que acepten la autonomía que propone Marruecos. Indica que la ayuda mejoró, incluso, tras la introducción en 2005 por el ACNUR y el PMA de un mecanismo conjunto de control de las donaciones.

Compartir el artículo

stats