Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio Ambiente deja sin protección el área de las prospecciones

El Ministerio eleva a la UE un LIC que no llega a la mediana

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha dejado sin protección medioambiental la zona donde Repsol realizó su sondeo en busca de hidrocarburos frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura. A pesar de las peticiones del Gobierno de Canarias y los cabildos de las dos islas más orientales, el proyecto de lugar de importancia comunitaria (LIC) elevado por el departamento que dirige Isabel García Tejerina a la Unión Europea (UE) se queda a varios kilómetros de la mediana teórica que separa las aguas de soberanía marroquí y española.

"Nos dijeron que no había tiempo para convocar una mesa con el Gobierno canario y los cabildos porque el plazo del proyecto Indemares terminaba en diciembre", explicó el director general de Protección de la Naturaleza del Ejecutivo isleño, Pedro Cuesta. Sin embargo, el LIC se ha venido a elevar a Bruselas más de dos meses después de finalizar el plazo.

El propio Cuesta señaló su satisfacción por que se establezca una zona de especial protección medioambiental. Sin embargo, no entiende por qué no se atendieron las demandas de la comunidad autónoma para participar en el proceso "como una institución y no como público general". Al final, los plazos consumidos en la cristalización del proyecto ponen de manifiesto que podría haberse llegado. "Si se hubiera convocado esa mesa en diciembre", explicó el director general, "habría dado perfecto tiempo a contar con la opinión de Canarias". En el plano institucional, porque Pedro Cuesta reconoció que sí se ha tenido en cuenta el criterio de integrantes de la comunidad científica del Archipiélago.

Repsol ya ha dicho de manera rotunda que no piensa volver a desarrollar proyectos en aguas cercanas al Archipiélago. A la luz de los resultados obtenidos en el pinchazo desarrollado en la zona bautizada como Sandía, la multinacional que preside Antonio Brufau estima que la rentabilidad de regresar, con el consiguiente desgaste para su imagen, es muy escasa o nula.

Sin embargo, las instituciones canarias no creen esas manifestaciones y estiman posible que la petrolera vuelva a la carga toda vez que finalicen todos los procesos electorales de este año. "Queda abierta la puerta a que se pueda seguir perforando", señaló la consejera de Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura, Natalia Évora, tras conocer el LIC dibujado por el Gobierno central.

Además, la consejera destacó que la reactivación del expediente se ha producido "apenas un mes después de la marcha de Repsol. En su momento, advertimos que el LIC se había parado y recortado para no afectar a las prospecciones", expuso. También expresó su inquietud por que las lindes se hayan extendido a La Bocaina "sin que ninguna institución lo haya pedido y sin que estuviera en la propuesta inicial", lo que le hizo aplazar su opinión hasta conocer de qué manera afectará esa decisión al tráfico marítimo que discurre por la zona que separa Lanzarote de Fuerteventura.

Desde Lanzarote, el consejero de Reserva de la Biosfera, Juan Antonio de la Hoz, se sumó a las críticas sobre el momento en que el ministerio ha decidido acelerar la tramitación. "Ya dijimos que se estaban publicando todos menos el de Canarias y era porque estaba en la zona de las prospecciones", detalló. Lo cierto es que el 80% de la superficie de las cuadrículas en las que se autorizó a Repsol inicialmente los trabajos de exploración y prospección quedan dentro del LIC. No así el punto exacto en el que se desarrolló la prospección.

El representante de la institución insular avanzó que se realizarán las "alegaciones oportunas" porque el deseo del Cabildo de Lanzarote es que el área de protección se extienda a toda la zona, es decir, llegue hasta la mediana que delimita las aguas de soberanía española y marroquí. "No entendemos ahora las prisas, aunque de este gobierno del PP nos esperamos todo", señaló.

Una de las demandas canarias que, al menos en una primera y rápida lectura de Pedro Cuesta, sí parece atendida es la necesidad de que el perímetro del LIC nose ciña estrictamente a la línea de costa. "Nuestra preocupación era que pudiera desarrollarse la actividad turística", señaló el director general de Protección de la Naturaleza. De hecho, hace alrededor de un año, el consejero de Política Territorial, Domingo Berriel, advirtió de que el planteamiento que se había hecho del LIC condicionaba el desarrollo económico del Archipiélago. "Parece que sí han dejado ventanas", señaló el respecto Cuesta ayer.

El ministerio anunció que en un plazo máximo de seis años desde que la UE declare la LIC dará al área la categoría de Zona Especial de Conservación (ZEC). "En ese trámite sí nos han dicho que participaremos", señaló el director general de Protección de la Naturaleza.

Compartir el artículo

stats