Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Consejo de Gobierno Acuerdos

El Estado acepta el sistema canario de la dependencia y duplica los beneficiarios

El 80% del aumento de las prestaciones en 2014 corresponde a las Islas

Grandes dependientes atendidos en El Pino.

Grandes dependientes atendidos en El Pino. lp/dlp

Canarias duplicó en un año el número de personas beneficiarias de prestaciones por dependencia. El "vuelco" en las estadísticas oficiales se debe a la inclusión por parte del Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales de los datos de las personas atendidas por el sistema canario de dependencia, a través de los centros gestionados por los cabildos y las ayudas que reciben desde los ayuntamientos. De esta forma, en un año se ha pasado de 11.414 beneficiarios a 23.196, lo que supone un incremento de 11.782, el 80% del aumento de dependientes con prestación reflejado por el Ministerio para todas las comunidades autónomas en 2014.

Según los mismos datos hay 40.508 solicitudes en Canarias, de las que 31.845 ya se han dictaminado por parte de la Administración. Un total de 25.627 dependientes tiene el derecho reconocido a la prestación, por lo que a día de hoy hay 2.431 personas en lista de espera. La Consejería de Políticas Sociales calcula que una vez dictaminadas las 8.663 solicitudes que restan, la lista de espera rondará las 5.000 personas. El resto no tienen derecho a prestación por tener un grado de dependencia moderado.

El portavoz del Ejecutivo regional, Martín Marrero, resaltó ayer tras el Consejo de Gobierno que el Estado "reconoce que hay personas que están siendo atendidas por el sistema canario de dependencia, lo que supone un vuelco importante desde el punto de vista estadístico porque en la práctica ya está ocurriendo. Damos por buenas estas cifras". Según Marrero, este fuerte incremento en el reconocimiento de los beneficiarios supone no sólo duplicar los datos que reflejaba hasta ahora el Imserso, sino que pone a Canarias en una situación similar a la media nacional y no en la cola como hasta ahora, concretamente en el décimo puesto. "Es un reconocimiento de que Canarias no está tan mal", puntualizó el portavoz.

Los datos actualizados del Ministerio en relación con la dependencia se conocen en plena polémica en el seno de Coalición Canaria entre la consejera del ramo, Inés Rojas, y el candidato de CC a la Presidencia, Fernando Clavijo. Desde que el anterior Gobierno estatal del PSOE aprobó la Ley de Dependencia en diciembre de 2006 y comenzaron a publicarse las estadísticas oficiales de los beneficiarios acogidos al sistema, tanto la consejera como el presidente Paulino Rivero han insistido en que las cifras del Imserso no recogían la realidad canaria, es decir, que antes de la promulgación de la ley existía un sistema propio de ayuda a la dependencia a través de los centros de día y residencias de mayores de los cabildos y ayuntamientos, así como las prestaciones y subvenciones en sus diferentes modalidades para ayudar a las personas en situación de dependencia.

El incremento más destacado se lleva a cabo en el ámbito de la ayuda a domicilio que hasta la fecha no se habían incluido en las estadísticas del Ministerio, pasando de 0 a un total de 9.453. Igualmente, se incrementan en 802 las personas que reciben un servicio en centros de día y noche, pasando de 2.725 a 3.527 personas atendidas. En cuanto a la atención residencial, el número de personas ha aumentado en 792, pasando de 2.652 a 3.444.

Por otro lado, Martín Marrero reiteró sus críticas al Gobierno central por la exigua cantidad que recibe Canarias para financiar la Ley de Dependencia. De esta forma, de los 130 millones de euros destinados al sistema en 2015, sólo 23 provienen del Estado, cuando su compromiso era financiar la mitad. Marrero aseguró que con el incremento de ocho millones se podrán atender a todas las personas que están en las listas de espera tanto las que tienen dictamen como las pendientes.

Compartir el artículo

stats