Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Refriega de balance y campaña

Rivero alaba al gobierno y Navarro arranca la carrera electoral - El jefe del Ejecutivo ve una mejoría que la popular convierte en "drama social"

Refriega de balance y campaña

Refriega de balance y campaña

Se sabía que Australia (Navarro) está en las antípodas (políticas) de Paulino Rivero y eso no iba a cambiar ayer. Lo que restaba por dilucidar era el uso que el presidente canario y la portavoz del grupo Popular daban a sus discursos. Para mejor entender, en qué medida lo dedicaba el uno, en la hora de la retirada, a la alabanza de la propia gestión y la otra a arrancar su propia campaña electoral tras ser elegida por el PP para intentar el asalto a la Presidencia de la comunidad autónoma. Sin olvidar las caricias dialécticas, ambos se condujeron por el raíl del guión sospechado.

Para entender en qué medida estuvieron marcados los roles, sirva saber que Australia Navarro hasta lanzó un decálogo de medidas que pondrá en práctica si recibe la confianza suficiente en las urnas como para gobernar. Incluso con promesa de número de puestos de trabajo a crear y reiteración del "yo propongo" en sus dos intervenciones. Sonó a discurso de investidura.

Claro que para verse en la tesitura de solicitar a la Cámara su confianza para presidir el Archipiélago, Navarro tendrá que "encontrar aliados para llevar adelante su proyecto ultraliberal", que así lo definió Rivero en un ejercicio de opinión sobre el pacto CC-PP, con el nacionalista Fernando Clavijo como presidente, que se adivina en el horizonte político del Archipiélago.

No fue el único recado que dejó el jefe del Ejecutivo a los compañeros de partido que le pusieron la proa el pasado mes de septiembre en su intento de presidir la comunidad autónoma por tercera vez consecutiva. "Hemos sido un gobierno limpio, transparente y sin causas judiciales abiertas; eso es muy importante", afirmó el presidente con contundencia y quien quiera entender que entienda. Por si acaso no, recuérdese que sobre Clavijo pesan cuatro imputaciones judiciales.

Habría querido Paulino Rivero desgranar un discurso "corto y divertido". Más pareció que se disculpaba por consumir las dos horas de que disponía. En cuanto al segundo de sus deseos, poco podía esperarse, según Australia Navarro, porque el presidente se marcha dejando tras de sí "un drama social".

Dado que el jefe del Ejecutivo había descrito un Archipiélago cuya economía avanza a mayor ritmo que la española y crea más empleo, restaba por conocer el motivo de tan dispar manera de leer la realidad. A juicio de Rivero, todo se debe a que la portavoz popular tiene unas dotes, "casi de actriz, para transformar una realidad en otra". En cambio, el motivo para ella de que sus percepciones estén tan alejadas parte de un uso interesado de las estadísticas por parte del presidente, al que riñó recordándole que, según ella, esa práctica recibe el nombre de "juego de trileros".

Otra de las principales refriegas la generó el decorado de fondo que Rivero mantuvo presente a lo largo de su intervención: el maltrato del Gobierno central a Canarias. Lastre que, según el jefe del Ejecutivo, ha impedido a las Islas vestir mejores números. Los mantras archiconocidos se pasearon uno tras otro por la tribuna de oradores: la mala financiación "que resta al Archipiélago 800 millones cada año", las prospecciones de Repsol, la venta parcial de AENA...

Navarro calificó esta colección de enfrentamientos entre las Islas y Madrid como "el teatrillo de tantas batallitas perdidas" y expuso la nula capacidad del Ejecutivo para alcanzar el consenso. El cristal con el que analiza esta situación Paulino Rivero es de color diferente y recordó que se ha logrado un pacto por la Educación con todos los actores sociales y políticos, excepto el PP, "que se ha autoexcluido". El presidente se preguntó si no será que los populares están acostumbrados a que quienes no están de acuerdo con ellos se pongan "de rodillas", mientras la portavoz de la bancada popular le recordaba que gracias al "malvado Gobierno del PP" -lo dijo varias veces, pero no tantas como "yo propongo"- Canarias tiene más dinero para financiarse.

Compartir el artículo

stats