El portavoz del PSOE en la mesa de negociación del pacto en Canarias con CC, Francisco Hernández Spínola, y consejero en funciones de la consejería de la Presidencia, se mostró ayer confiado en que su partido no tenga que aplicar medidas disciplinarias a los consejeros insulares y concejales que no quieran seguir la directriz de aliarse con los nacionalistas. El portavoz espera que el jueves esté cerrado el acuerdo sobre los gobiernos locales para empezar ya a hablar con los nacionalistas sobre cuestiones programáticas.

"Nos hemos dado de margen hasta el miércoles para intentar cerrar el pacto" entre CC y PSOE en los municipios, expuso, si bien reconoció que "hay problemas aún" y el jueves habrá una reunión de la mesa negociadora para evaluar las negociaciones. "Esperamos que no sea preciso aplicar medidas disciplinarias" sino que baste con "la persuasión y el diálogo" para propiciar el pacto con CC en el máximo número de instituciones posibles, manifestó a Efe.

El portavoz socialista se pronunció así al ser preguntado por si los socialistas actuarían como CC en caso de indisciplinas, después de que los nacionalistas hayan expedientado a sus concejales en Tuineje (Fuerteventura) por no querer pactar con el PSOE y hayan advertido con la misma medida a su candidato en Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, si llega a acuerdos con el PP.

Hernández Spínola destacó que las recientemente aprobadas leyes de municipios y de cabildos clasifica a los concejales que sean expulsados de sus partidos como no adscritos, lo que les impide percibir sueldos, pero confió en que no sea necesaria la disciplina.

Asimismo, aseguró que la dirección socialista no está presionando a sus concejales para que pacten, pero recalcó que son los partidos los que establecen sus estrategias y sus alianzas, y no los cargos electos, que "lo normal es que defiendan las posiciones de sus partidos".

Mientras en Tuineje CC y el PSOE no han llegado acuerdos, en el Cabildo de Fuerteventura, y los ayuntamientos de Puerto del Rosario y Pájara tienen previsto firmarlos mañana miércoles. De hecho, en el Cabildo se crea la consejería de Transparencia, que dirigirán los socialistas.