Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elecciones autonómicas 2015 Baile de pactos

Coalición y socialistas salvan un conato de ruptura y mantienen la negociación

La comisión para el pacto se reúne hoy para cerrar las instituciones donde aún tienen dificultades

Coalición y socialistas salvan un conato de ruptura y mantienen la negociación

Coalición y socialistas salvan un conato de ruptura y mantienen la negociación

Coalición Canaria y el PSOE superaron ayer su primer amago de crisis pública en la negociación de los acuerdos regionales en cascada. La comisión para el pacto se ha emplazado de nuevo para hoy con el fin de intentar cerrar las alianzas en las instituciones donde suman mayoría. Ambas formaciones intensificaron ayer las reuniones para intentar salvar los escollos en islas como La Palma, Tenerife y El Hierro tras el ultimátum que lanzó el secretario general de CC, José Miguel Barragán, al PSOE; o se cerraban las alianzas de forma inminente, o se rompían las negociaciones.

Los problemas en La Palma se solventaron en su mayoría durante el día de ayer tras intensos encuentros, según explicó José Miguel Barragán, lo que allana el pacto en cascada entre ambas fuerzas. CC ponía como condición sine qua non para continuar con el acuerdo regional la solución de los conflictos en distintos municipios palmeros, como Breña Alta. Aunque las negociaciones avanzaron notablemente en esta Isla, todavía persisten dificultades en Fuencaliente. En Tenerife, siguen pendientes de arreglar las fricciones en La Guancha y La Victoria, y en El Hierro, en Valverde y Frontera.

Esta situación de conflictos, que hoy intentan desterrar definitivamente en la cuarta reunión de la comisión negociadora, propició, no obstante, que Coalición Canaria mantuviera discretos contactos con el Partido Popular para sondear la disponibilidad de un pacto regional que incluya el Gobierno canario, según fuentes consultadas. Los nacionalistas podrían gobernar en minoría con el apoyo externo del PP e, incluso, del partido del gomero Casimiro Curbelo hasta las elecciones generales, donde se definiría cómo queda el PP en el ámbito nacional.

Acuerdos en cascada

No obstante, el esfuerzo entre CC y PSOE para limar asperezas hace indicar que el pacto en cascada sigue avanzando y llegará a fructificar en más de una treintena de municipios, cabildos y el Ejecutivo regional. Ayer estuvieron analizando el estado de los acuerdos ayuntamiento por ayuntamiento y, aunque persisten distintas dificultades, se dan de margen hasta hoy para asegurar las alianzas o, en caso de no llegar a pactos en algunas instituciones tras haberlo intentado, el cumplimiento de las cláusulas de no agresión.

En cualquier caso, las dos organizaciones coinciden en señalar que caben excepciones en ayuntamientos donde necesiten una tercera fuerza para gobernar al no tener mayoría, como podría ser el caso de Santa Cruz de Tenerife. Su alcalde en funciones, el nacionalista José Manuel Bermúdez, volvió a defender ayer un gobierno en mayoría, que sólo lograría con el PP, ya que con el PSOE requiere una tercera fuerza. Las bases de CC en el municipio apoyan que pacte con los populares, si bien desde el partido sostienen que es disciplinado y aceptará los acuerdos regionales. Fuentes socialistas indicaron que estas situaciones de tensión forman parte de los tiras y aflojas de las negociaciones en las que se ventila quién consigue más áreas de poder en las distintas instituciones. En Lanzarote, por ejemplo, los acuerdos en el Cabildo y Arrecife se han cerrado, si bien la situación sigue sin plasmarse en papel precisamente por el reparto de funciones.

Compartir el artículo

stats