Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Todos los municipios de Canarias se ofrecen para acoger a refugiados

El Gobierno regional realizará un inventario con las infraestructuras que se pondrán a disposición de más de 600 expatriados sirios, iraquíes y afganos

Isabel Mena (derecha) tras saludar a Fátima Báñez (centro) antes de la Conferencia Sectorial de Inmigración.

Isabel Mena (derecha) tras saludar a Fátima Báñez (centro) antes de la Conferencia Sectorial de Inmigración. LP / DLP

Ola de solidaridad en Canarias para afrontar la crisis humanitaria de los refugiados, en su mayoría sirios, iraquíes y afganos, que huyen de los conflictos bélicos en sus países. Todos los municipios se han ofrecido para acoger a personas que escapan de la violencia del Estado Islámico y que lo han perdido todo. El Archipiélago está en disposición de amparar a "todos" los expatriados que le asigne el Estado. El Ejecutivo regional calcula que las Islas recibirán a más de 600 personas, por lo que ya empezará a trabajar en colaboración con los cabildos, ayuntamientos y organizaciones no gubernamentales para recopilar un inventario con los recursos e infraestructuras que se puedan poner a disposición de los asilados que lo necesiten.

Así lo anunció ayer la viceconsejera de Políticas Sociales, Isabel Mena, al término de la Conferencia Sectorial de Inmigración en Madrid, presidida por la ministra de Empleo, Fátima Báñez. La dirigente socialista salió "decepcionada" de la reunión, puesto que el Ministerio no concretó ni el número de refugiados que acogerá España, ni el reparto a las comunidades autónomas, ni los criterios de esa distribución y emplazó a otra cumbre después del 14 de septiembre, día en el que se celebrará la reunión de ministros del Interior de la Unión Europea.

Sin embargo, varios territorios, entre ellos Canarias, protestaron ante la tardanza para resolver el desplazamiento masivo de ciudadanos que abandonan sus hogares en Oriente Medio. "Estamos en un momento de emergencia, pero Europa y España están actuando con mucha lentitud. Se requiere más celeridad y eficacia para abordar esta situación extrema que viven personas que ya están en la Unión Europea, en las fronteras o esperando para salir de forma desesperada del horror de la guerra", declaró Mena, que insistió en que las instituciones tienen "la obligación ética y moral de dar refugio". Por ello exigió a Madrid coordinación y financiación, "sin improvisar", a fin de garantizar "todos los derechos que asisten a estas personas".

Albergues

Asimismo, aseguró que el Gobierno canario no se quedará "de brazos cruzados" hasta el 14 de septiembre, sino que comenzará a elaborar una lista detallada de "los recursos reales" con los que cuenta para atender a los exiliados. En la actualidad sólo existe un centro de refugiados, gestionado por Cear en Santa Lucía de Tirajana (Gran Canaria). El Gobierno busca albergues o inmuebles con capacidad suficiente, que "presten" los cabildos, consistorios y ONGs y que cumplan con la legislación vigente de régimen abierto para atender a los refugiados. Aclaró que estas personas no van a ir a los centros de internamiento de extranjeros (CIEs), ocupados por inmigrantes irregulares que llegaron a Canarias en pateras y cayucos.

"Un refugiado político no recibe el mismo trato que un inmigrante irregular, su condición legal es distinta, al igual que la atención que se le presta", manifestó Mena. En todo caso, insistió en que "no vale cualquier sitio" para hospedar a un refugiado, pero el Ejecutivo intentará que todos los municipios con instalaciones idóneas den asilo. De hecho, agradeció la solidaridad mostrada por los alcaldes y presidentes de cabildos, que "en seguida se pusieron en contacto" con el Gobierno autonómico, por lo que la viceconsejera presagia que se contará con "su complicidad para tener recursos suficientes". El censo de infraestructuras se trasladará posteriormente al Estado.

"Vamos a adelantar el trabajo porque tenemos que actuar cuanto antes", remarcó Mena, quien añadió que "al menos el Gobierno central ya parece que aceptará la cuota que le pida la UE, por tanto, ha ganado la presión social, y van a dejar de regatear con la vida de las personas".

Una vez que se conozca definitivamente la cuota que le asigne el Gobierno central, el Ejecutivo presidido por Fernando Clavijo analizará el perfil de los refugiados antes de proceder a su reparto en las Islas. Todo ello a fin de tener en cuenta sus características específicas y atenderles lo mejor posible, pues se pueden dar multitud de circunstancias, desde familias completas a menores no acompañados, refugiados que viajen solos o son de edad avanzada, entre otros casos. Cada refugiado tiene su propia historia.

"Son personas, no cajas ni números", destacó ayer Clavijo, que confía en la labor de los profesionales de los Servicios Sociales para, según sus recomendaciones, efectuar el reparto. El dirigente nacionalista estima que, de los 15.000 refugiados que podrían llegar a España, a Canarias le corresponderían más de 600, en tanto que este territorio representa el 4% de la población del Estado.

Compartir el artículo

stats