Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El presupuesto desbloquea el inicio de las nuevas oficinas judiciales

Las cuentas recogen el complemento retributivo de los empleados

Después de cuatro años de bloqueo, el presupuesto de Justicia de la Comunidad Autónoma para 2016 permitirá poner en marcha el modelo organizativo de las oficinas judiciales y fiscales previstas en la ley del Poder Judicial. La paralización se produjo en 2011 debido a la ruptura del acuerdo entre la Administración y los sindicatos que impedía que los funcionarios de Justicia pudieran percibir un complemento específico transitorio, como consecuencias de las nuevas funciones que le atribuye la ley a los empleados públicos para implantar el nuevo modelo.

Durante la última legislatura la Comunidad Autónoma no pudo realizar ningún tipo de incremento retributivo a los 2.500 empleados que trabajan para la Administración de Justicia en Canarias debido a los impedimentos del Estado, que mantuvo congeladas todas las remuneraciones y complementos a los trabajadores de las administraciones públicas.

Esta situación se ha resuelto en las cuentas autonómicas de 2016 al poder aumentar la masa salarial de los empleados públicos hasta un 1%. Por ello, se destinará unos dos millones de euros para pagar este complemento específico al personal de Justicia y así avanzar en la implantación de este nuevo modelo de la Administración judicial.

El consejero de Presidencia y Justicia del Gobierno canario, Aarón Afonso, explica que existen dos proyectos piloto para calibrar el funcionamiento de este nuevo modelo previsto por la ley. Se trata de la Oficina Judicial de La Laguna y la Oficial Fiscal en Las Palmas de Gran Canaria. Cinco años después los empleados públicos podrán percibir este complemento salarial en Canarias, según Afonso.

A partir de enero el Ejecutivo se sentará con los sindicatos para poner en marcha un cronograma de plazos. Uno de los aspectos que se tendrá que negociar con los representantes de los trabajadores son los cambios a introducir en las relaciones de puestos de trabajo para reestructurar las funciones del personal en las nuevas oficinas.

Las nuevas oficinas judiciales y fiscales que se abrirán en Canarias pretenden ofrecer servicios comunes y optimizar los recursos humanos y materiales. El consejero puntualizó que la mayoría de las comunidades autónomas que tiene transferidas las competencias de Justicia han tenido problemas similares, mientras que sí se ha avanzado en las comunidades que dependen directamente del Ministerio de Justicia.

Aarón Afonso considera que cuando las oficinas estén funcionando pueden evitarse parte de los embotellamientos que sufren los procesos judiciales.

Compartir el artículo

stats