Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Elecciones generales. Precampaña electoral

Los partidos intentan rascar votos con el reclamo de sus líderes nacionales

CC se vende como la única fuerza nacionalista y el ´ser o no ser´ de que las Islas tengan voz en Madrid P NC se apoya en que Sánchez cumpla la agenda canaria

¿Qué bazas electorales preparan los partidos políticos canarios para rascar votos en las elecciones generales del 20 de diciembre? Las organizaciones arrancan motores en las Islas para abordar la campaña que comienza el 4 de diciembre. Un proceso de los más complejos de la historia democrática, donde las fuerzas emergentes -Podemos y Ciudadanos- hacen frente a las organizaciones tradicionales, como el PP, el PSOE, que concurre con Nueva Canarias, Coalición Canaria e Izquierda Unida- que se presenta como Unidad Popular-, que cuentan con líderes nacionales claros con un gran tirón electoral. Desde las Islas ya se están elaborando las estrategias de campaña y los programas electorales para disputarse los quince escaños al Congreso de los Diputados y los once senadores que le corresponden a Canarias. La mayoría de las formaciones con posibilidad de tener representación en las Cortes Generales (PP, PSOE-NC, Podemos, Ciudadanos y CC) tienen como reclamo la fuerza de sus líderes nacionales. Son unas elecciones claramente presidencialistas y la tarta de los votos se reparte entre Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y, en menor medida, Alberto Garzón, que serán a quienes realmente voten los canarios, independientemente de que algún candidato en las Islas pueda tener su propio reconocimiento electoral. Esto da de lleno en la línea de flotación de Coalición Canaria, si bien Ana Oramas es una de las aspirantes más conocidas.

Y precisamente la baza que van a usar más que nunca los partidos nacionales en las Islas para captar votos es la presencia de sus adalides en el Archipiélago, que se están convirtiendo en estrellas televisivas con su participación en programas de audiencias millonarias de lo más variopintos. Eso junto a otros golpes de efecto, como en Podemos el fichaje de la jueza y portavoz nacional de Jueces para la Democracia, Victoria Rosell, como candidata de la formación de Pablo Iglesias al Congreso de los diputados por Las Palmas. Sería la próxima ministra de Justicia, promete Iglesias si llega a gobernar. De este modo, Canarias tendrá todo tipo de visitas para convencer a los ciudadanos indecisos, al margen de las habituales presencias en municipios, barrios, asociaciones y, como siempre, los mercados municipales, aderezadas con una amplia participación en las redes sociales de los candidatos.

El PP confirma que el aspirante a revalidar la Presidencia, Mariano Rajoy, vendrá a las Islas para hacer campaña junto a su cabeza de lista por la provincia de Las Palmas, el ministro de Industria y presidente del PP de Canarias, José Manuel Soria. Los populares prevén traer también a María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP, y a la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina. Del PSOE vendrá su candidato a la Presidencia, Pedro Sánchez, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero.

En esta ocasión, por parte de Podemos Pablo Iglesias visitará las Islas en campaña. Será el 8 de diciembre en Gran Canaria. No lo hizo en las autonómicas ni en las europeas. También vendrá su polémico compañero Juan Carlos Monedero. Al desfile de candidatos se unirá Albert Rivera, el líder de un ascendente Ciudadanos. Y quien no estará presente será esta vez Alberto Garzón (IU), pero en su lugar se prevé la visita de su hermano Eduardo.

Complicaciones

CC sabe la complicación que comportan estas elecciones generales y que su mensaje se abra paso entre estos dirigentes nacionales, porque desde Canarias también se mira a los cambios o no en el Gobierno de España. Por ello concurre con una idea central: sin su voz en las Cortes Generales, el Archipiélago pasará desapercibido en la Cámara Baja. En la Alta ya cuentan con un senadora por la Comunidad Autónoma, María del Mar Julios. Coalición se autoproclama como la única fuerza nacionalista que concurre a los comicios y pone por bandera la gestión de Ana Oramas en el Congreso y sus múltiples intervenciones en defensa de los intereses de las Islas.

Su apuesta en esta campaña es convencer a los canarios de que se juegan el ser o no ser de que el Archipiélago tenga voz en Madrid. Por eso, CC ataca frontalmente a quien le podría hacer sombra en este espectro electoral : Nueva Canarias, y critica su sumisión al PSOE, con el que se ha coaligado. La campaña de CC tiene una presencia muy activa en las redes sociales, donde el candidato por la provincia de Las Palmas, Pablo Rodríguez, es muy dinámico. Han empezado ya con una precampaña, solo en redes, con el slogan Tiempo de Canarias, con fotografías de sus líderes en blanco y negro mirando su reloj. Ahora están ultimando la que será su campaña y confían en que cause sensación y quede en la retina de los votantes.

También maniobrarán a pie de calle, con mucha cercanía a los canarios, a su tierra, dicen. Tienen un presupuesto de unos 500.000 euros y sus expectativas radican en conseguir de nuevo un escaño en el Congreso por Tenerife y rascar otro por Las Palmas, y algún senador por las Islas no capitalinas. Como no habrá mayorías ambicionan convertirse en la llave del futuro Gobierno central a cambio del REF, su anclaje en la Constitución o mejorar la financiación autonómica.

Por su parte, NC ha optado por dejar a CC en el camino, con quien concurrió en las elecciones de 2011. Argumentan que quieren derrocar al PP por el maltrato que ha dado a Canarias y por la desigualdad y pobreza que ha generado durante su mandato. Por ello, han optado por presentarse con el PSOE a las elecciones y por la coincidencia de ambas formaciones en muchas iniciativas políticas durante la última legislatura en defensa de Canarias, aseguran.

NC afirma que no perderá su esencia nacionalista y cuando llegue al Congreso se pasará al Grupo Mixto para tener voz propia. Confía en que su apoyo a Pedro Sánchez tenga como contrapartida que se cumpla la agenda canaria, con la aprobación del REF económico, la financiación autonómica y el nuevo Estatuto de Autonomía, lo mismo que postula CC.

Alianza electoral

Los cabezas de lista de esta coalición a la Cámara Baja repiten en la provincia de Las Palmas, el socialista Sebastián Franquis al que acompaña en el número dos Pedro Quevedo (NC) que aspira a revalidar su escaño. Esta formación nacionalista espera además obtener un senador. La coalición presenta como novedad a Tamara Raya (PSOE), por la provincia de Tenerife, por cumplir con la paridad electoral y Francisco Hernández Spínola se queda en segundo lugar. En su programa incorporan la tarifa plana en los vuelos interinsulares y prometen que si gobierna Pedro Sánchez cumplirá con Canarias. En total quieren lograr seis o siete diputados e igual número de senadores. En la campaña gastarán en torno a 400.000 euros.

El PP se ha basado en la figura de Soria como el mejor candidato en las Islas y confían en recuperar el voto conservador, teniendo en cuenta que en las anteriores elecciones autonómicas se produjo una debacle electoral que el también presidente del PP canario reconoció. En las elecciones generales de 2011 obtuvo nueve de los quince diputados, pero entonces ni se vislumbraban los partidos emergentes e imperaba el bipartidismo. Por ello, en la campaña electoral van a incidir en dos grandes objetivos: consolidar la recuperación económica para llegar al final de la década con 20 millones de españoles trabajando, y dar estabilidad a las instituciones para seguir garantizando el estado del bienestar y las pensiones, afirma el coordinador de la campaña del PP en Canarias, Felipe Afonso El Jaber.

El proceso de independencia de Cataluña se ha convertido en una clara estrategia en la captación de electores que están en contra de la autodeterminación. El PP no lo ha dejado pasar y su programa electoral ya incluye "la unidad del país" porque es "un problema de todos los españoles", expone. En cuanto a Canarias, se propone hacer balance de los asuntos que el Gobierno de Mariano Rajoy ha aprobado, como es el REF fiscal y continuar con los compromisos el REF económico, y la condonación del ITE.

La candidatura del PP al Congreso es continuista por Las Palmas y por Tenerife la vuelve a encabezar Pablo Matos. Al Senado, la novedad es María del Carmen Hernández Bento, exdelegada del Gobierno. La campaña se hace a nivel nacional y se adaptará a los candidatos isleños. Mandarán un mailing al cien por cien del censo electoral: 1.531.624. ¿Gasto? No lo han cuantificado.

Compartir el artículo

stats