Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Manley: "La seguridad es una parte importante de la oferta turística de Canarias "

"Los terroristas quieren cambiar nuestra vida y debemos defender nuestros valores y libertad", afirma el embajador del Reino Unido, de visita en las Islas

Simon Manley, embajador británico, ayer en la Delegación del Gobierno.

Simon Manley, embajador británico, ayer en la Delegación del Gobierno. ANDRÉS CRUZ

¿Cuál es el objetivo de su visita a Canarias?

El Archipiélago es muy importante para nosotros porque las Islas están en nuestro corazón. De hecho, más de cuatro millones de turistas británicos llegan cada año y más de 30.000 viven aquí. Con las reuniones de estos tres días estoy conociendo el calado de nuestra relación con los socios en Canarias. Es decir, con el presidente del Ejecutivo regional, Fernando Clavijo, el delegado del Gobierno en Canarias, Enrique Hernández Bento, los alcaldes de los municipios claves para el turismo británico como es Adeje, con la Guardia Civil y, también, con hoteles como Broncemar en Fuerteventura que nos apoya en nuestro esfuerzo. En este caso trabajamos con ellos para ayudar a los británicos que pierden sus pasaportes en Fuerteventura. Ellos lo emiten allí sin necesidad de trasladarse a Gran Canaria y Tenerife.

¿A qué otro tipo de problemas se suelen enfrentar?

Además de a la pérdida de documentación, estuve hablando con la Guardia Civil y el delegado del Gobierno sobre la colaboración que debe existir en los casos más difíciles como la violencia de género. Es importante saber cómo hay que trabajar en delitos de este tipo para proteger a los británicos más vulnerables. Respecto a la población residente de mayor edad, tenemos que trabajar con las autoridades locales sobre servicios sociales y dotaciones que les sirva de apoyo. Tenemos muy buenos equipos en Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote, pero la colaboración que existe con las organizaciones no gubernamentales británicas, especialmente en Tenerife, son muy importantes para nosotros, principalmente porque es un modo de apoyar a los turistas y residentes.

¿Cómo valora la seguridad de las Islas?

En este sentido me gustaría agradecer a los cuerpos de seguridad españoles su predisposición. Tenemos una colaboración muy estrecha para hacer frente a las amenazas a las que se enfrenta Europa en estos momentos. Está el terrorismo, el crimen organizado y los traficantes, por ejemplo. Bajo mi punto de vista, una parte muy importante de la oferta turística española y de la canaria se basa en la seguridad. Esta es la razón por la que trabajamos tan estrechamente con los cuerpos de seguridad. De hecho, hoy [por ayer] se va a inaugurar un Help-Point en Playa del Inglés que formará también parte de la oferta de la Isla.

¿En qué consiste este punto?

Es un punto de acogida tanto para los británicos como para el resto de turistas y residentes. Sirve para advertir a los cuerpos de seguridad cualquier problema.

Cada año el turismo británico crece y se mantiene, ¿tiene fijado algún límite?

Supongo que sí, pero este año hemos tenido de nuevo un crecimiento importante. Creo también que con la fortaleza de la economía británica se refuerza una vez más el interés para invertir en viviendas de aquí. También influye el hecho de que las Islas posean una oferta muy interesante: la belleza, el clima y la manera en la que los turistas, tanto británicos como de otros países, son acogidos por los canarios.

¿Qué oportunidades ofrece Canarias para el Reino Unido?

Clavijo está muy interesado en aumentar el nivel de inversiones extranjeras y diversificar la economía del Archipiélago, lo cual es muy interesante. Traté con él cómo puede atraer la inversión británica y, por consiguiente, el resto de la extranjera. Trasladaré ese interés del Gobierno regional a mi país.

Los productos canarios tienen buena entrada en el mercado británico, ¿cómo cree que se ha conseguido mantener esa permeabilidad?

Hay una larga historia de éxito comercial entre Canarias y nuestra economía. Este hecho forma parte de nuestra tradición comercial y relación histórica. Los productos del Archipiélago tienen éxito porque son de calidad y por eso el Reino Unido es ahora el tercer mercado de exportaciones de las Islas.

Un foco de atracción es la concepción de las Islas como plataforma internacional situada entre tres continentes.

Sí, pero hay que mirar el contexto general. La situación geográfica, la conectividad, el nivel de impuestos y la cualificación de la mano de obra. Lo que entendemos en el Reino Unido es que hace falta crear un entorno proempresarial. Cuando intentamos atraer a nuevas empresas e inversión hay que trabajar en todos los ejes. Espero que Canarias lo consiga. No se trata tanto de hablar de algunos sectores en concreto, sino de generar, como he dicho, un espacio en el que las empresas puedan crecer y tener éxito. Un ejemplo reciente es la importante inversión de Rolls-Royce en Gran Canaria.

En 2013 llegó como embajador a España, ¿qué es lo que más le ha sorprendido del país y cómo ha visto su evolución desde entonces?

Tuve la suerte de llegar con los primeros brotes verdes, al inicio de la salida española de la crisis. Para mí, lo más impresionante de España es la resistencia que ha mostrado el pueblo español ante esta coyuntura desfavorable. Las familias muestran una gran fortaleza. Confío en la recuperación de la economía española y por eso cada vez más hay más inversores británicos. Además, el país tiene una infraestructura muy buena. Por otra parte, es una suerte increíble ser embajador aquí porque te brinda la posibilidad de visitar todas las partes de España, diferentes unas de otras pero interesantes y bonitas todas ellas.

¿Qué diferencias y semejanzas encuentra entre la secesión que reclama una parte de Cataluña y Escocia?

Son casos distintos. Cada país tiene sus tradiciones y sus características propias, eso es indudable. Pero me remito a lo mismo que dijo el primer ministro británico, David Cameron, en Madrid el pasado mes de septiembre: los dos Estados, tanto España como el Reino Unido, son grandes si todas sus partes se mantienen juntas. En definitiva, como indicó él, hay que creer en la unidad de los países.

Lideró la lucha antiterrorista durante varios años en el Reino Unido desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, ¿cómo se puede frenar el miedo irracional ante un posible atentado yihadista?

Es muy importante que Europa pueda trabajar con nuestros socios en el mundo árabe y con Estados Unidos para combatir este peligro. También es vital tener en cuenta que los terroristas quieren cambiar nuestra vida. Por eso tenemos que defender nuestros valores, nuestra libertad y, en definitiva, nuestra vida. Es impresionante ver las calles de París llenas de gente otra vez, tal y como pasó en 2004 en Madrid. Los madrileños tomaron de nuevo el tren en Atocha y los londinenses hicieron lo propio días después de los atentados en Londres en 2005. La resistencia de nuestros ciudadanos es una señal para los terroristas de que al final venceremos.

David Cameron se mostró convencido de que el Reino Unido debe llevar a cabo acciones militares aéreas en Siria junto a Francia, ¿cree que España debe implicarse también militarmente?

Esa es una cuestión para el Gobierno español y creo, como ya ha dicho mi colega francés, que España juega un papel muy importante en la lucha contra el Estado Islámico en todos los niveles. El Reino Unido ya está presente en Irak en la lucha militar. David Cameron quiere obtener la semana que viene el apoyo del Parlamento británico para llevar a cabo acciones militares en Siria al lado de nuestros socios franceses, americanos y árabes.

¿Cree que esa intervención en los países de origen es suficiente o es necesario luchar contra la exclusión de los inmigrantes en Europa?

Claro. Esta lucha no es solamente contra el Estado Islámico, es también contra la violencia y el extremismo. Necesita un esfuerzo muy importante tanto dentro como fuera del país. La colaboración con nuestros socios fuera de nuestras fronteras es vital, pero también a nivel doméstico.

Hasta final de 2017 tiene tiempo el Reino Unido para hacer un referéndum sobre la conveniencia de permanecer o no en la UE. ¿Se maneja alguna fecha en concreto?

Ni David Cameron ni nuestro gobierno tienen en estos momentos una opinión de nuestra población sobre la pertenencia a la UE. Lo que intentamos es conseguir reformas en la UE porque consideramos que puede ser más competitiva, abierta y, sobre todo, más flexible a la hora de reconocer las distintas vías posibles de los países que están dentro y fuera de la Eurozona. Si conseguimos estas reformas, el Gobierno puede hacer campaña el año que viene o en 2017 a favor de la pertenencia en una UE reformada. A fin de cuentas, el objetivo es quedarse dentro de la UE, pero dentro de una UE reformada, más abierta, competitiva y flexible.

¿Se supedita entonces esa continuidad al logro de esas reformas?

Hay que conseguir las reformas antes de que se pueda hacer campaña a favor de la pertenencia en la UE. En estos momentos estamos trabajando con nuestros socios, como con España, para lograr una UE más competitiva y crear un mercado único europeo de verdad en sectores claves como la energía, el soporte digital y servicios. Los acuerdos de libre comercio de EE UU son un ejemplo.

Compartir el artículo

stats